El pasado 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de coronavirus como una pandemia. A partir de ese momento, los países fueron incrementando las medidas para evitar el avance del virus.

Por lo menos, en Panamá desde que se confirmó el primer caso comenzaron las acciones, las cuales han ido en aumento, especialmente aquellas enfocadas a la restricción de movilidad en todo el territorio panameño.

Publicidad

Debido al incremento de casos confirmados de coronavirus en Panamá, las autoridades establecieron aplicar una nueva medida en cuanto a la movilidad de la población. Foto/Grey Díaz

El 18 de marzo se implementó el 1er toque de queda, días después el Decreto Ejecutivo fue modificado para ampliar el horario que restringía la movilidad de la población. Los ciudadanos solo podían salir a una hora específica, dependiendo de su último número de cédula.

Debido al incremento de casos confirmados de coronavirus en Panamá, las autoridades establecieron aplicar una nueva medida. Las mujeres saldrían lunes, miércoles y viernes, mientras que los hombres lo harían martes, jueves y sábado. El día domingo, todos en casa.

Restricción de movilidad para evitar el incremento de casos confirmados de coronavirus ha sido una de las principales tareas en Panamá. Foto/Grey Díaz

Esta decisión provocó revuelo en la población, pero también fue muy comentada internacionalmente, incluso considerada como polémica. Pero la acción tenía un fundamento científico, así lo ha explicado el infectólogo Xavier Sáez-Llorens en varias ocasiones.

Dividir a la población por género para su circulación, una de las medidas implementadas por Panamá más comentada internacionalmente. Foto/Grey Diaz

Limitar la cantidad de días en que una persona puede salir y el número de personas transitando, lo que se traduce en un mayor control y reducir la posibilidad de contagios que ha sido la meta principal de las autoridades de salud para garantizar la atención hospitalaria y evitar el colapso del sistema de salud.

En Panamá, las mujeres salen lunes, miércoles y viernes, mientras que los hombres lo hacen martes, jueves y sábado. Para el día domingo, todos en casa. Foto/Grey Díaz

La medida causó mucho impacto en Latinoamérica, tanto así que en Bogotá se aplicará la misma lógica de movilidad, agregando un día para la comunidad LGBTI. En Perú se iba implementar, pero decidieron modificarla. 

Publicidad