DESARROLLO Creciendo con Mamá -  6 de julio 2021 - 08:44hs

Los grandes beneficios de aplicar el Feng Shui en la habitación de los niños

Estimular el crecimiento y desarrollo de mi hija ha sido fundamental durante estos tres años y medio como mamá; aquí te diré la gran importancia de renovar, mover de lugar y ordenar la habitación de nuestros hijos.

Marilyn Cejas
Por Marilyn Cejas

No sé si llamarlo Feng Shui, pero con el pasar del tiempo me he dado cuenta que es el concepto con el que más me identifico cuando me pasa lo que me pasó ayer con mi niña de tres años, por eso me animé a contarles mi experiencia.

Comenzaré por contarles que siempre he aplicado esa creencia de orden, limpieza y renovación en mi hogar, sobre todo en la sala; soy de las personas que se estresan sobremanera cuando hay desorden y muebles en un mismo lugar por largo tiempo. Ahora bien, me di cuenta que si realizas estas tres cosas: orden, limpieza y renovación, tus hijos se sentirán más libres, menos desestresados y más motivados a jugar y aprender.

Los anteriormente descrito lo pude comprobar al 100% el día de ayer mientras limpiaba la habitación de juegos de mi hija (hace poco pasé su cama a mi habitación y la de su papá, porque aún no duerme en su cuarto solita, estamos en el proceso).

Es comprobado, incluso por especialistas en la materia, que si les enseñamos a nuestros niños cómo se ve el ambiente luego de limpiar, abrir ventanas, decorar, pintar, colocar nuevos muebles, movemos de lugar los que están; etc., inmediatamente cambiarán de actitud, se sentirán felices, dejarán de estar inquietos y repetir que están aburridos, y se pondrán a jugar con mucho entusiasmo.

Renovar

Les cuento un poco, la habitación de mi niña estuvo pintada y decorada de la misma forma hasta hace poco, cumplirá sus 4 añitos el 3 de noviembre y sentí que ya era hora de un cambio. En primer lugar, escogí un color claro, lila específicamente, muy diferente al que estaba y esta vez sin diseños en la pared, simplemente la pintura y para darle un aire diferente, utilicé unas cenefas decorativas de color blanco en toda la habitación.

Ese color le encantó a mi niña e incluso pintó junto a nosotros.

Pasemos al punto más importante. Resulta que no sólo es pintar, sino que muchas veces pasa que por estar concentradas en el trabajo y los quehaceres del hogar, no realizamos una limpieza a fondo de la habitación de nuestros niños; es decir, mover los muebles y juguetes de lugar, ordenar, etc.; eso me pasó, no me daba tiempo hasta que lo tuve y me puse a limpiar.

Hace apenas unos días regañé a mi niña porque decía repetidamente "estoy aburrida", no se iba al cuarto a jugar como en otras oportunidades y le decía que no podía ser porque tiene muchos juguetes, no lo entendí hasta ayer que comprobé algo muy cierto.

Abrí las cortinas, las ventanas un rato y luego encendí el aire; después saqué las cosas a la sala y comencé a barrer bien, luego limpié el piso con desinfectante (Pinolin, lo recomiendo) y comencé a cambiar todos sus muebles de lugar.

Mi niña se quedó jugando en la sala con los juguetes que había sacado y me preguntó varias veces ¿Ya terminaste mamá? Y le respondía, "Aún no mi amor, ya me falta poco". Lo cierto es que para mi sorpresa, mi niña estaba muy feliz, cuando lle avisé que había terminado le dije que iba a tomar unas fotos, me repetía a cada momento "Mami gracias, eres la mejor mamá". Mi niña no salió de su habitación hasta las 4 de la tarde que le di un baño para su siesta.

Lo que quiero rescatar con esto es que es increíble lo que hace el hecho que dejemos que en la habitación de nuestros hijos circule la energía, para luego ponernos a mover las cosas de lugar, limpiar y ordenar. Si aplicamos esto siempre no sólo en su habitación sino en toda la casa, les aseguro que verán los resultados enseguida. Si tu hijo tiene una habitación de juegos y te repite que está aburrido (a), pon en práctica esto y me cuentas.

Me gustó mucho esto que dijo Ana de Ramón, una decoradora de interiores Feng Shui: "Cuántas veces te has quejado que tus hijos pierden la noción del tiempo cuando estudian y hacen los deberes. Quizás el problema no está en su manera de esquematizarse la semana o los deberes, si no en la decoración. Aplica el Feng Shui porque la energía es vital para que el niño se sienta motivado y concentrado". ¡Que Dios me l@s bendiga!

En esta nota: