Cameron cuenta con una plantilla de más de 24.000 trabajadores y está especializada en ofrecer productos, sistemas y servicios a las industrias petroleras y gasíferas alrededor del mundo. Foto/Tomada de c-a-m

EFE

La firma energética estadounidense Schlumberger Limited anunció hoy que cerró un acuerdo para fusionarse con la compañía Cameron en una operación valorada en unos 14.800 millones de dólares.

Según los términos financieros de la operación, los accionistas de Cameron recibirán por cada uno de sus títulos un pago en efectivo de 14,44 dólares además de 0,716 acciones de Schlumberger, lo cual representa una prima del 56,3 %.

Publicidad

"Con el petróleo en niveles tan bajos, las empresas de servicios petroleros que ofrezcan tecnología innovadora, mayor integración y más eficiencia tendrán mejores resultados en los mercados", dijo en un comunicado el consejero delegado de Schlumberger, Paal Kibsgaard.

El acuerdo, que Schlumberger espera cerrar en el primer trimestre de 2016, ya ha sido aprobado por los consejos de administración de ambas compañías y está a la espera de ser ratificado por la junta de accionistas de Cameron y del visto bueno del regulador.

"Creemos que el próximo avance tecnológico en nuestra industria se logrará mediante la integración de la reserva y la tecnología de pozos de Schlumberger con el liderazgo de Cameron en tecnologías de superficie, perforación y procesamiento", añadió Kibsgaard.

Schlumberger, que tiene su sede en Houston (Texas) y emplea a más de 100.000 personas en 85 país, facturó el año pasado unos 48.600 millones de dólares y calcula que la empresa resultante obtendrá unos ingresos anuales del orden de los 59.000 millones de dólares.

Cameron, que también tiene su sede en Texas y cuenta con una plantilla de más de 24.000 trabajadores, está especializada en ofrecer productos, sistemas y servicios a las industrias petroleras y gasíferas alrededor del mundo.

A menos de una hora del cierre de la jornada, las acciones de Schlumberger caían un 4,73 % en la Bolsa de Nueva York (NYSE), mientras que los títulos de Cameron se disparaban un 41,16 % en ese mismo mercado.

Publicidad