Un petrolero siniestrado frente a Sri Lanka que ha estado en llamas desde la semana pasada ha dejado una mancha de un kilómetro de largo (0,6 millas) en el Océano Índico, lo que generó temores de un desastre ambiental

AFP

El incendio de un petrolero varado frente a las costas de Sri Lanka fue de nuevo controlado el miércoles pero, el escape de diésel detectado la víspera dejó una capa de un kilómetro de longitud, anunció la Marina esrilankesa, lo que hace temer un desastre medioambiental en el océano Índico.

El fuego empezó el jueves a bordo del "New Diamond", con bandera panameña y que transporta 270.000 toneladas de crudo y 1.700 de diésel. Aunque el domingo se logró controlar, el lunes retomó debido a los fuertes vientos.

Publicidad

El miércoles, según la Marina, no había más llamas ni humo en el "New Diamond". Un remolcador lo arrastró hacia el interior del mar, a 68 km de la costa oriental esrilanquesa, después de que las ráfagas de viento lo acercaran a la costa.

El incendio debilitó la estructura del petrolero pero no alcanzó a su carga, según los servicios de rescate.

Los guardacostas indios indicaron haber lanzado productos dispersantes por avión sobre la capa de diésel, para reducir sus efectos en el medioambiente.

"El petrolero se inclina hacia la izquierda. Se produjo un escape de diésel desde los depósitos, mientras el agua de mar utilizada para combatir el incendio circulaba por la superestructura", explicó el martes un portavoz de la Marina esrilanquesa.

Publicidad