COREA DEL SUR Entretenimiento -  7 de febrero 2022 - 14:30hs

La actriz más odiada de Netflix defiende a su personaje en "Estamos muertos"

La actriz surcoreana Lee Yoo-mi ha regresado a la plataforma de streaming con un personaje radicalmente diferente al que interpretaba en "El juego del calamar" y que se ha ganado el odio de los espectadores.

Tras el éxito de "El juego del calamar", Netflix sigue apostando por la ficción llegada de Corea del Sur con una nueva serie titulada "Estamos muertos" que rescata el género de los zombies, pero ambientando la historia en un instituto para añadir los dramas habituales entre adolescentes a los esfuerzos de los estudiantes por sobrevivir a un virus mortal sin ninguna ayuda exterior.


Como no podía ser de otra forma, en la trama no falta el chico bueno enamorado en secreto de su vecina o la chica rica y mala a la que todos temían mucho antes de que tuvieran que enfrentarse a muertos vivientes, a la que da vida de forma magistral la actriz Lee Yoo-mi, que casualmente ya apareció en el otro gran éxito surcoreano de la plataforma de streaming.


Ahora ella ha pasado de contar con el apoyo del público por su papel en "El juego del calamar" a convertirse en una de las personas más odiadas por los espectadores de Netflix y, a diferencia de otros intérpretes que se enfurecen cuando los fans no saben separar la realidad de la ficción, ella se lo toma como un halago.


"Si es tan mala, será porque lo he hecho bien, ¿no? Si empiezan a detestarme, pensaré que lo he hecho tan bien como la cantidad de odio que reciba", ha asegurado en una entrevista a la revista Cosmopolitan, en la que también ha defendido a su personaje, Na-yeon, asegurando que tiene cualidades positivas como mantenerse siempre fiel a sus emociones, ser directa y sincera y luchar por su vida.


"Si te paras a pensarlo, acabas por comprender las razones por las que se comporta como lo hace. No dice nada que no sea cierto... En la vida real, necesitas a alguien como ella. No le queda más remedio que actuar, y rápido, porque tiene que sobrevivir. Es solo que su deseo de seguir con vida se manifiesta de una forma diferente. Está bien si la odias, y está bien si sientes pena por ella", ha añadido.

FUENTE: RSS