En 2011, una muestra de pinturas de Dylan en Nueva York había despertado polémica a raíz de su originalidad

Agencia AFP

NUEVA YORK (AFP). El legendario cantautor estadounidense Bob Dylan salió a defenderse de quienes lo acusan de plagio en algunas de sus letras, calificándolos de "cobardes".

"Cobardes y nenitas se quejan de eso. Es algo viejo", afirmó Dylan, de 71 años, en una entrevista que publica la revista Rolling Stone en su edición del viernes.

Publicidad

Dylan, que acaba de lanzar esta semana su album "Tempest", el número 35 en 50 años de carrera, afirmó que tomar prestadas o citar frases de algunas fuentes como el autor japonés Junichi Saga o el poeta estadounidense de la guerra civil Henry Timrod era algo normal para músicos populares.

"Sí, en folk y jazz la citación es una tradición rica y enriquecedora. Eso es algo verdadero. Es algo verdadero que se aplica a todos salvo a mí. Hay reglas diferentes para mí", señaló.

Dylan, un ferviente cristiano, recordó que también había sido odiado por haber dejado la guitarra acústica y haber pasado a una eléctrica en los años sesenta, una "traición" por la cual lo habían calificado de "Judas".

"Sí, ¿y por qué? ¿Por tocar una guitarra eléctrica? Como si eso fuese equiparable de algún modo a traicionar al Señor y entregarlo para que fuese crucificado. Todos esos malvados hijos de puta pueden pudrirse en el infierno", dijo.

En 2011, una muestra de pinturas de Dylan en Nueva York había despertado polémica a raíz de su originalidad, ya que varias telas parecían inspiradas en fotografías muy conocidas y no en las "reflexiones visuales" de sus viajes por Japón, China y Vietnam, como indicaban los organizadores.

Publicidad