Showbiz

La triple ganadora del premio Óscar se vio obligada a desprenderse de su estilo de vida saludable para preparar su papel de Violet Weston en la película "Agosto", un personaje caracterizado por su gran adicción al tabaco y al alcohol. Para meterse de lleno en las entrañas de la trama de la cinta, Mery Streep tuvo que familiarizarse con los vicios de su álter ego y por ello se dedicaba cada noche a beberse un par de copas de vino tinto envuelta en el nocivo humo de varios cigarrillos.

Publicidad