Keira Knightley

Showbiz

Un año después de estrenarse en la maternidad, Keira Knightley sigue sin ser capaz de ponerse sus antiguos pantalones vaqueros, aunque a diferencia de algunas de sus compañeras de profesión, a la actriz británica no le preocupa lo más mínimo no haber recuperado espectacularmente rápido la silueta tras dar a luz a su pequeña Edie.

"Ahora mi cuerpo es diferente, como debería ser, porque ha pasado por algo extraordinario. Al principio pensé que iba a reaccionar diciendo: 'Dios mío, tengo que volver a ponerme en forma en seguida', pero resulta que al final lo hice de forma totalmente opuesta. Me dije: 'Que le jo*an, no voy a someterme yo solita a ese tipo de presión'. Así que me ha llevado un tiempo recuperar mi antigua talla de pantalón. Casi lo he conseguido. Estoy cerca, pero me queda un poco", confiesa la intérprete en el número de diciembre de la edición británica de la revista Harper's Bazaar.

Publicidad

Tras convertirse en madre, Keira ha encontrado temas más acuciantes en los que centrar su atención que su aspecto físico, como por ejemplo que únicamente las madres con unos ingresos elevados como los suyos puedan permitirse retomar sus carreras profesionales en los primeros años de vida de sus retoños.

"Una de las cosas que más sorprendente me ha resultado es lo caro que sale aquí [en Inglaterra] el cuidado de un niño. Evidentemente es un trabajo que debería pagarse bien porque es muy complicado. Pero una mujer no tiene la opción de regresar al trabajo tras ser madre a no ser que su sueldo sea muy, muy bueno y pueda permitirse así pagar a alguien para que cuide de su bebé hasta que tenga edad de ir a la guardería", lamenta la intérprete -casada con James Righton, padre de su pequeña, desde 2013- antes de reconocer abiertamente que ella es una afortunada debido a su situación financiera.

"Soy muy consciente de toda esa situación y de lo afortunada que soy de poder permitirme darle lo mejor a mi hija, porque de otra forma tendría que renunciar a mi carrera durante al menos cuatro años. No podría regresar y retomar mi trayectoria en el mismo punto en que la dejé si parara tanto tiempo. Y a la mayoría de mujeres les sucede lo mismo. Creo que es algo muy duro".

Publicidad