Geri Horner

Showbiz

Poco después de contraer matrimonio con el expiloto Christian Horner, la cantante Geri Horner sentía que la felicidad doméstica de la que disfrutaba solo podría verse aumentada con la llegada de otro retoño a la familia. Consciente de que a su edad -entonces tenía 44 años- las posibilidades de quedarse embarazada de manera natural eran más bien bajas, decidió recurrir a la fe como último recurso antes de acudir a algún centro para someterse a cualquier técnica de fecundación artificial.

De hecho, la artista responsabiliza tanto a su hija Bluebell (11) -fruto de su relación con el escritor Sacha Gervasi- como a un poder superior del "milagroso" embarazo que desembocó en el nacimiento del pequeño Montague (5 meses). A su pequeña, le agradece que la animara cuando ella estaba dispuesta a tirar la toalla y renunciar a la idea de darle un hermanito, aunque sobre todo cree firmemente que la oración jugó un papel clave en la concepción de su benjamín.

Publicidad

"Mi hija Bluebell me dijo: 'Por favor, no te rindas'. A veces, en la vida, cuando estás contra las cuerdas, piensas que quizás no está en tus manos y que depende de algo más grande que tú. Es entonces cuando recé y le dije: 'Dios, si existes me ayudarás a tener un bebé de forma natural'. Juro por mi vida que eso es lo que hice. Junté las manos y recé, y dos meses después me quedé embarazada", confesó al diario The Sun.

Recurrir al Altísimo fue más bien un gesto de desesperación que de verdadera fe, lo que explica el gran asombro que sintió cuando sus plegarias fueron respondidas. A partir de ese momento, para Geri no hay duda de que existe el plano de lo divino y el pequeño Monty es prueba de ello.

"Fue muy extraño. Pensé que esto era una prueba de que a veces, en la vida, existe algo superior a nosotros. Es como si mi bebé Monty fuera un pequeño regalo de algo superior, sea lo que sea en lo que queramos creer. Yo simplemente hice acupuntura y rezar, eso es todo", reveló en el mismo medio además sobre una práctica de la medicina alternativa que puede aumentar la fertilidad de las mujeres.

Poco después de conocerse que la ex Spice Girl y su marido estaban esperando su primer hijo juntos, una fuente cercana a la pareja ya aseguraba que el embarazo se había producido de manera completamente natural y sin necesidad de recurrir a la reproducción asistida.

"Se trata de una concepción cien por cien natural. Geri no quiso dar muchos detalles, pero sabía que la gente podría leer entre líneas cuando escribió [en Instagram]: '[Que Dios bendiga a la] Madre Naturaleza'. Está muy orgullosa de haberse quedado embarazada pasados los 40 años y quiere que sus fans compartan con ella un momento tan feliz", explicaba el informante tal y como recogía en su momento el portal Mirror.

Publicidad