Paloma Faith

Showbiz

Como casi todo lo relacionado con la crianza de los hijos, el método que apuesta por educar a los niños utilizando un género neutro genera una gran polémica y división. De los pocos casos que han trascendido a nivel público, algunos lo han hecho a raíz de denuncias a los servicios sociales interpuestas por terceras personas, que acusaban a los padres en cuestión o a las escuelas -existe una en Estocolmo que abraza completamente esta filosofía y otras lo hacen en aspectos puntuales como los uniformes- de atentar contra el bienestar emocional y la dignidad personal de los menores, y las pocas familias que se han atrevido a compartir su experiencia en esas lides a través de la esfera virtual han recibido un aluvión de críticas.

En vista de la división de opiniones que despierta este modelo educativo, no deja de llamar la atención que la cantante Paloma Faith se haya atrevido a explicar ahora que ella también suscribe dicho sistema cuando se trata de afrontar el día a día junto a su primogénito, que llegó al mundo el pasado mes de diciembre fruto de su relación con Leyman Lahcine. "Me encanta ser mamá. Quiero tener dos o tres críos más. Y quiero que todos sean 'gender neutral'.

Publicidad

Solo aspiro a que puedan ser quienes realmente quieran ser", ha revelado en una entrevista al dominical Sunday Mirror, empleando el término inglés para aquellas personas que en español se denominan comúnmente como 'genderqueer', pese a que este paraguas abarca desde a aquellos que son agénero a quienes se identifican con un tercer género, un género fluido o quienes son pangénero, entre otras identidades.

Pero, ¿qué implica realmente crecer fuera de los géneros binarios: masculino y femenino? Pese a que cada caso es un mundo, en líneas generales supone que los progenitores no quieran imponer a su bebé los estereotipos, comportamientos y limitaciones que tradicionalmente se asocian al sexo biológico, basándose en la premisa de que el género no es más que una construcción social que no viene determinada en el nacimiento y que está además en constante evolución.

En ese sentido, algunos se limitan a ofrecer a su hijo o hija juguetes y un vestuario que no se ve definido por el hecho de que sea un niño o una niña; otros van más allá, utilizando pronombres neutros para referirse al infante y evitando revelar de forma expresa si se trata de un varón o una hembra.La intérprete de 'Only Love Can Hurt Like This' no es la única celebridad que ha hablado de cómo cría a su descendencia sin imponerle una identidad de género.

El antes polémico Russell Brand, que pasó de ser el pendenciero marido de Katy Perry a un hombre de familia que no toca las drogas junto a su actual esposa, Laura Gallacher, también apuesta por esperar a que su hija Mabel crezca para que sea ella quien elija "qué demonios quiere ser"."Ahora que tengo a esta mujer tan importante en mi vida, he revaluado la manera en la que inconscientemente entendía el concepto de género, porque ahora que tengo una hija me doy cuenta de que no tengo que vestirla necesariamente con prendas que indiquen cuál es su género.

¿Por qué debería?", apuntaba el humorista.En el momento del nacimiento de su bebé, Paloma Faith ya evitó especificar en el comunicado que compartió con los medios -en el que aprovechó para hacer toda una oda a la sanidad pública- si su retoño era un niño o una niña, y adelantaba que planeaba educarle completamente alejado de la atención mediática.

Publicidad