Meghan Markle

Showbiz

Sin saberlo, la actriz Meghan Markle le ha hecho el mejor regalo posible a una marca de gafas inglesa, al convertirla en la más deseada entre influencers y adictas a la moda tras lucir uno de sus modelos en su primera aparición como pareja junto al príncipe Enrique.La guapa intérprete eligió las lentes 'Percy' de la empresa Finlay & Co. para presenciar un partido de tenis en silla de ruedas el pasado septiembre en el marco de los Juegos Invictus de Toronto, organizados por el nieto de Isabel II, y desde que fuera fotografiada con ellas puestas las ventas de este modelo se han disparado.

De hecho, tal y como apunta la revista OK! magazine, la página web de la marca se ha colapsado en varias ocasiones debido a la demanda de estas gafas en concreto, que por el momento siguen disponibles en el tono elegido por Meghan -estampado de leopardo- por un precio de 120 libras.

Publicidad

En las primeras 24 horas después de que las imágenes de la protagonista de la serie 'Suits' charlando con Enrique sin quitarse las gafas dieran la vuelta al mundo, Finlay & Co. recaudó 20.000 libras solo con las ventas de ese diseño.Esa capacidad para poner de moda cualquier prenda o complemento que luzca es lo que popularmente se conoce en Reino Unido como el 'efecto Catalina' en referencia a la esposa del príncipe Guillermo, que desde su matrimonio se ha convertido en el gran icono de moda de la familia real británica.

En el guardarropa de la duquesa de Cambridge conviven creaciones de los diseñadores más exclusivos con ropa de marcas más accesibles, incluida Zara, de la que el año pasado vistió un abrigo rojo que desapareció de las tiendas y de la página web en cuestión de horas. Lo mismo sucedió con el vestido premamá de lunares de 45 libras de Asos que lució durante el embarazo de su hija, la princesa Carlota, e incluso la ropita que elige para sus hijos -que han vestido en varias ocasiones marcas españolas- se agota a una velocidad de vértigo.

Todo apunta a que Meghan Markle es consciente de que ella también puede contar con ese mismo tirón, en vista de que para su debut como pareja junto al príncipe Enrique eligió una camisa blanca de corte masculino de la marca de su amiga Misha Nonoo, que combinó con unos vaqueros pitillo y las mencionadas gafas.

"No tenía ni idea de que iba a llevarla", explicaba posteriormente la diseñadora al periódico Evening Standard. "Fue una sorpresa preciosa y la verdad es que consiguió emocionarme. La publicidad que nos ha dado ha sido increíble. Yo la quiero a morir, es la chica más increíble del mundo", aseguraba comprensiblemente agradecida.

Publicidad