Julio Iglesias Jr.

Showbiz

Hasta ahora, de los tres hijos que tuvieron en común Julio Iglesias y su primera mujer Isabel Preysler, únicamente la mayor, Chábeli, ha hecho abuelos al cantante y a la socialité.

En el caso del más famoso de los hermanos, el astro del pop Enrique Iglesias, él siempre ha insistido en que no necesita casarse o formar una familia para sentir que su relación con la tenista Anna Kournikova, con quien comparte su vida desde hace más de 15 años, está completamente afianzada. Sin embargo, hasta ahora Julio José, generalmente el más abierto y espontáneo del clan Iglesias, no se había pronunciado sobre sus planes de futuro junto a su esposa Charisse.

Publicidad

Tal y como confiesa el también intérprete, el matrimonio lleva tiempo intentando sin suerte estrenarse en la paternidad, aunque de momento ninguno de los dos ha comenzado a plantearse otros métodos alternativos para cumplir su sueño. "Muy a nuestro pesar, el bebé aún no ha llegado a nuestras vidas, pero no estamos traumatizados ni preocupados, no hemos pensado que podamos tener problema alguno. Seremos padres cuando Dios quiera" reconoce en una entrevista a la revista de cabecera de la familia, ¡HOLA!.

Parte de esa tranquilidad con la que encara lo que quiera que el destino le tenga reservar tiene mucho que ver con la felicidad que sigue definiendo su día a día con la modelo belga.

"Sigo igual de enamorado de mi mujer que hace cinco años porque es maravillosa y muy buena persona", apunta orgulloso. A la espera de que llegue ese momento de hacer espacio para uno más en su hogar, Julio José se contenta con seguir muy en contacto con su niño interior. Así lo ha demostrado celebrando este martes Halloween publicando una imagen suya caracterizado como Bob Marley, desde los rasgos de la cara a las rastras, en su perfil de Instagram.

Aunque él no ha querido especificar, o bien la instantánea pertenece a la temporada en que participó en el concurso 'Tu cara me suena', imitando a grandes de la canción, o bien aprendió algún que otro truco de los responsables de maquillaje y peluquería que se encargaban de prepararle para cada gala, que ahora le habrían ayudado a recrear él mismo esa caracterización.

Publicidad