John Stamos y su esposa Caitlin McHugh

Showbiz

Aunque en los meses previos al nacimiento de su primer retoño y, especialmente, una vez que esté llegó al mundo John Stamos no podía contener la emoción que le embargaba ante su primera experiencia en la paternidad -la cual le llegó cuando ya contaba con 54 años de edad-, ahora el extrovertido actor no ha tardado en reconocer que la presencia en su vida del pequeño Billy, quien acaba de cumplir su primer semestre, se ha visto acompañada de ciertas dificultades en lo que a brindarle un hermanito o hermanita se refiere.

"La verdad es que los estamos intentando, pero este niño nos lo está poniendo muy complicado", ha bromeado el intérprete sobre la dinámica que preside estos días sus momentos de intimidad en el dormitorio con su esposa Caitlin McHugh. "Intentamos hacerlo lo más rápido posible pero en seguida ya estamos escuchando sus gritos. Chilla muchísimo y eso nos arruina el ambiente", ha explicado en el programa de televisión 'Live with Kelly and Ryan'.

Publicidad

Por si no fuera suficiente con los llantos incesantes y demás llamadas de atención de su primogénito, Billy cuenta también con un peluche en forma de elefante que, al ser presionado, reproduce una canción infantil a todo volumen que, evidentemente, no constituye la banda sonora más apropiada para una sesión de sexo conyugal.

"En otra ocasión estábamos a punto de terminar y empezó a sonar una canción que decía: '¿Tus orejas también están caídas?' [en referencia al muñeco]. Le compramos este elefante de peluche y, como ya ha aprendido a encenderlo, cada dos por tres se pone a cantar", ha revelado el inolvidable protagonista de la serie 'Padres forzosos'.

Publicidad