Pepe Muñoz y Céline Dion

Showbiz

En los últimos meses el atractivo hombre que se ha convertido en el acompañante incondicional de Céline Dion ha dado mucho de qué hablar por la estrecha relación que se ha establecido entre ellos.

De hecho, hace unos días Pepe Muñoz, como se llama el bailarín reconvertido en estilista de la cantante, acaparó un sinfín de titulares debido a la supuesta inquietud que habría despertado entre el círculo de allegados de la diva que se temería lo peor, es decir, que estuviera aislándola de sus antiguos confidentes.

Publicidad

Afortunadamente, su 'jefa' publicó un comunicado en su cuenta de Instagram -muy en la línea de su habitual sentido del humor- en el que desmentía esos rumores falsos y le aseguraba que tanto ella como el resto de su equipo le querían de corazón.

Ahora Pepe ha concedido una entrevista al suplemento de S Moda del periódico El País en la que se sincera acerca de cómo resulta realmente colaborar a un nivel tan estrecho y a diario con Céline y menciona, como quien no quiere la cosa, que él ya mantiene una relación sentimental.

"¡Nos lo pasamos tet*! Estoy más en contacto con Sydney que con mi familia o mi chico", ha afirmado mientras comenta cómo Sydney López, la persona de confianza de la artista en materia de moda, y él organizan sus estilismos dentro y fuera de las giras.

"Nos mandamos mensajes, emails o hacemos FaceTime constantemente".A lo largo de esa conversación, Pepe también explica que conoció a la intérprete cuando le contrataron para participar en su espectáculo del Colosseum del Caesars Palace en Las Vegas en 2017, y que eventualmente ella le invitó a acompañarle a varios eventos de la Semana de Alta Costura de París -donde llamaron la atención de los paparazzi por primera vez- como regalo de cumpleaños tras descubrir su interés por el diseño y la ilustración.

"Eso, unido a que íbamos de compras como amigos y le daba mi consejo como a cualquier colega, dio lugar a una amistad y un amor por la moda que sigue y dura hasta hoy. De repente un día me preguntó si me interesaría ser su estilista, me lié la manta a la cabeza y aquí estoy", ha recordado él emocionado.

Por su parte, Céline -que se ha cansado de repetir que, si Pepe y ella pasean cogidos del brazo, es solo porque él es todo un caballero- acabó por desvelar el pasado abril que su amistad con su estilista nunca iría más allá de lo platónico por razones obvias.

"Al principio me sentí un poco mal por él... Pepe es gay, y creo que alguna gente no lo sabía", aclaraba ella harta de tantas especulaciones en una entrevista al portal Extra. "La cuestión es que Pepe es mi mejor amigo y ha hecho mucho por mí: vamos a clases de baile juntos, o el simple hecho de que me dé la mano en público... es algo que no había podido experimentar en mucho tiempo. Recibir un abrazo de un hombre que mide más de un metro noventa es maravilloso. Y muchos se pensaron que se trataba de algo romántico. Ha hecho mucho por mí, por mi salud mental y espiritual, y por mi confianza en mí misma, mi fortaleza".

Publicidad