Dylan Farrow junto a su madre Mia

Showbiz

La última entrevista de Scarlett Johansson en la que hablaba de su amigo Woody Allen para afirmar que cree en su inocencia ante las acusaciones realizadas por la hija que el cineasta adoptó con su ex Mia Farrow, Dylan, quien sostiene que este abusó de ella cuando era tan solo una niña, acaba de recibir una respuesta por parte de la otra persona a la que aludían indirectamente sus declaraciones: la propia Dylan.

"Si hay algo que hemos aprendido en los últimos dos años, es que siempre deberíamos creer a los depredadores masculinos cuando mantienen su inocencia y no plantear más preguntas al respecto", ha apuntado esta última en su cuenta de Twitter con sarcasmo. "A Scarlett le queda un largo camino por recorrer para entender realmente los pormenores de la causa que asegura defender".

Publicidad

En su perfil de la red social, ella también ha incorporado varios mensajes de terceras personas que cuestionan la capacidad de la actriz para juzgar el verdadero carácter del afamado director -con quien ha trabajado en tres ocasiones diferentes- y, a título personal, ha querido señalar que la fiscalía sí habría encontrado en su momento pruebas suficientes que apuntaban a que Dylan había sido víctima de abusos sexuales, aunque finalmente no se presentaran cargos contra Allen para -según su testimonio- evitarle a ella el trauma de afrontar un proceso judicial.

"Decir que los expertos exoneraron a Woody Allen es rotundamente falso y una interpretación aberrante de la realidad", ha afirmado para desmentir una vez más la "narrativa falsa" que sostiene que su padre adoptivo ha construido en torno al caso a lo largo de las décadas.

Aunque el testimonio de Dylan y de su madre, la actriz Mia Farrow, dio pie a una investigación en la década de los 90 que se cerró sin que las autoridades acusaran formalmente a Allen, los movimientos #MeToo o 'Time's Up' -que ayudó a impulsar el propio hermano de Dylan, el periodista Ronan Farrow, con sus artículos acerca de Harvey Weinstein- lo han vuelto a colocar en primera línea de actualidad.

Dylan, ahora una mujer adulta, ha compartido su relato en varias ocasiones a lo largo de los últimos cinco años mediante artículos escritos por ella misma o entrevistas televisivas, provocando que se reabriera el debate en torno a la figura de Woody Allen y que muchas estrellas de Hollywood decidieran no volver a ponerse a sus órdenes.

Publicidad