EEUU Famosos -  30 de septiembre 2019 - 12:29hs

Los hijos de Miguel Bosé se reencontrarán todas las vacaciones

El cantante Miguel Bosé y su expareja, el escultor Nacho Palau, parecen haber limado asperezas a lo largo de este verano, ya finalizado, que ha marcado el reencuentro de sus cuatro hijos, Tadeo y Diego, quienes residen en México junto al intérprete, así como Ivo y Telmo, quienes viven con el artista en un pueblo de Valencia.

Los cuatro retoños han tenido oportunidad de pasar varias semanas juntos de forma alterna con uno de sus progenitores y ahora esa dinámica se extenderá previsiblemente a todas las próximas vacaciones.

Según han contado fuentes del entorno del artista a la revista Diez Minutos, esta renovada etapa en la convivencia de sus hijos, quienes llevaban casi un año sin verse antes de la llegada del período estival, no implica en ningún caso que las dos partes vayan a poner fin a la guerra judicial que mantienen desde que, en octubre del año pasado, Palau decidiera demandar al astro de la música a fin de "proteger sus derechos" como padre y el bienestar de los menores.

De forma más concreta, Nacho Palau espera que el juez encargado de estudiar su caso reconozca que los cuatro pequeños son hermanos con todo lo que ello conlleva a nivel legal y al margen de su procedencia biológica: todo ello a fin de evitar que tengan que vivir alejados los unos de los otros como consecuencia de la separación de sus progenitores.

Según el mismo medio, la primera vista oral del proceso tendrá lugar antes de que termine el año, con independencia de todos los recursos que puedan interponerse a posteriori.