Blanca Suárez

Showbiz

Como buena "profesional" que es de las redes sociales y de los nuevos tipos de mercadotecnia presentes en la esfera virtual, la actriz Blanca Suárez siempre se ha destacado por ofrecer una imagen muy idílica de sus períodos vacacionales y de otras muchas experiencias ligadas a su vida cotidiana.

Sin embargo, en esta ocasión la intérprete tampoco ha podido resistirse a desvelar el lado menos agradable de sus, por otra parte, apacibles vacaciones en Costa Rica, como se desprende de sus últimas publicaciones de Instagram.

Publicidad

"Ya puedo decir que he conocido mapaches capaces de abrir minibares y cremalleras y saber que mi cuerpo es capaz de aguantar más de 500 picaduras de insectos", ha escrito la intérprete en su espacio personal al tiempo que compartía una artística fotografía que la retrata de perfil en su amplio y lujoso dormitorio.

"Tres minutos antes del chaparrón o la ruleta rusa del rayo en la piscina", apuntaba poco antes en la misma línea para describir una instantánea en la que aparece relajándose en su paraíso particular.

Al margen de esos pequeños inconvenientes, lo cierto es que la protagonista de 'Las chicas del cable' ha demostrado que está sacando el máximo partido a los bellos parajes del país caribeño y, sobre todo, que el exclusivo 'resort' que le acoge se ha convertido en el mejor escenario posible para desconectar de las obligaciones profesionales y demás responsabilidades.

Sin embargo, su estancia costarricense también se está destacando por algún que otro momento de ingenio y 'productividad': todo ello con el barro medicinal como coprotagonista.

"Las niñas del barrio", reza el título de otra imagen en la que se ve a Blanca cubierta de barro y presumiendo, entre otras cosas, de su espectacular silueta en bikini.

"Posdata: cuando nos lo quitamos, aprovechamos e hicimos una vajilla artesanal, así sin torno ni nada. Muy alfareras nosotras", ha bromeado sobre el particular 'souvenir' que se llevará a España cuando ponga fin a su exótica escapada.

Publicidad