Lucía Rivera y Marc Márquez en una foto reciente de (c) Instagram

Showbiz

Como era de esperar, la modelo Lucía Rivera Romero no quiso perderse la gran fiesta que organizaron los vecinos del pueblo de Cervera (Lérida), la localidad natal de su novio Marc Márquez, para agasajar al piloto por la consecución de su sexto mundial de Moto GP ya tiene ocho en total y también a su hermano Álex, quien por su parte se proclamó campeón del mundo en la categoría de Moto2.

Sin embargo, al ser consciente de que se trataba del gran día de los dos deportistas, la hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera se mantuvo en todo momento en un discretísimo segundo plano para no desviar la atención de la hazaña de los hermanos Márquez, por lo que ni subió al escenario en el que Marc recibió una calurosa acogida por parte de sus paisanos, ni posó a su lado en las numerosas fotos que fueron tomadas en una jornada tan especial.

Publicidad

En cualquier caso, su deseo de pasar desapercibida no significa que Lucía hay querido ofrecer a la opinión pública la impresión errónea de que no estuvo siquiera en las celebraciones, probablemente para no dar pie a rumores absurdos sobre una hipotética falta de consideración hacia el guapo catalán. De hecho, al ser preguntada al respecto en Instagram, la joven maniquí no tardó en contestar con tanta brevedad como claridad.

"Allí estuve", le dirigió la asturiana a una seguidora junto al emoticono de un corazón. Poco más tarde, Lucía subía a la sección Stories de la plataforma una enternecedora imagen de ese mismo día en la que aparecía su mano acariciando el pelo del piloto: una prueba fehaciente de su discreta presencia en el merecido homenaje a Marc y Álex Marquez.

Publicidad