Liam Payne

SHOWBIZ

El cantante Liam Payne ha sido la última celebridad en posar en ropa interior para una campaña de Hugo Boss en la que aparece tumbado sobre una cama y mirando de manera muy seductora a la cámara.

Aunque sus fans han recibido como un regalo caído del cielo esas fotografías, no todo el mundo ha tenido una reacción tan positiva: su madre, en concreto, estuvo a punto de morirse de vergüenza cuando vio a su niño decorando de esa guisa las marquesinas de medio mundo y acompañado además de la guapa modelo Stella Maxwell, que aparece tan desnuda como él.

Publicidad

"Al final mi madre acabó felicitándome, pero su reacción inicial tras ver los anuncios fue pegarme una colleja. Al principio no le hizo ninguna gracia, la verdad, pero ya se ha hecho a la idea", ha confesado Liam en declaraciones a la emisora Hits Radio Live.

Lo cierto es que al joven intérprete también le está costando acostumbrarse a toparse en medio de la calle con vallas publicitarias en las que aparece medio desnudo: "El otro día estaba caminando por Oxford Street y ahí estaba yo, posando en calzoncillos en todas las paradas de autobús. Fue un momento un poco raro", ha reconocido.

El balance final que hace de la experiencia es, en definitiva, muy positivo a pesar de que le hizo falta bastante alcohol para vencer su timidez inicial.

"El reportaje en sí fue muy bien. Trabajamos con los mejores fotógrafos de la industria que me cuidaron mucho y se aseguraron de que me sintiera cómodo con todo lo que estaba sucediendo. También es cierto que me tomé unas cuantas copas antes de empezar... Necesita reunir algo de coraje porque desnudarse frente a tantas personas impone mucho".

Publicidad