EEUU Famosos -  3 de marzo 2020 - 12:11hs

Dylan Farrow: furiosa por la publicación de las memorias de su padre adoptivo Woody Allen

La hija del director, que sostiene que fue víctima de abusos sexuales a manos de su padre en su infancia, ha lamentado que nadie se haya puesto en contacto con ella para verificar la información del libro

La editorial Grand Central Publishing anunció este lunes que las esperadas memorias de Woody Allen, sobre las que llevaba hablándose desde 2003, llegarán a las librerías el próximo 7 de abril para ofrecer "un relato exhaustivo de su vida profesional y personal, que incluirá anécdotas sobre su trabajo en el cine, el teatro y la televisión y confesiones sobre su relación con sus familiares, sus amigos y sus grandes amores".

La publicación de este libro se encuadra en la era posterior al auge de los movimientos #MeToo o 'Time's Up', que han marcado un antes y un después en la trayectoria de una de las figuras más relevantes en la meca del cine. En la práctica, su carrera ha quedado paralizada después de que las acusaciones que su hija Dylan -a quien adoptó con su ex Mia Farrow- realizó en su contra en 1992, asegurando que había abusado de ella siendo una niña, resurgieran a través de un artículo del periódico New York Times publicado en 2014, en el que la joven ofrecía su versión de lo ocurrido para reafirmarse en su relato inicial a pesar de que la investigación policial que se llevó a cabo en su momento determinó que no había pruebas suficientes para demostrar que se hubiera producido una agresión.

Como era de esperar, Dylan -ahora una mujer adulta- no ha tardado en reaccionar con enfado ante la noticia de que su padre adoptivo podría mencionarla en su libro, una posibilidad que ha definido como "perturbadora" para ella y como una traición total a su hermano Ronan -hijo también de Allen-, que publicó con la misma compañía el libro de su investigación acerca de los abusos sexuales cometidos durante años por el productor caído en desgracia Harvey Weinstein.

"Para que quede claro, nadie se ha puesto en contacto conmigo para verificar la información recopilada en esas 'memorias', lo que supone una flagrante negligencia por parte de Hachette a la hora de cumplir con su responsabilidad más básica. Por otra parte, mi historia ha sido sometida a un escrutinio interminable y jamás ha sido publicada sin ser sometida antes a una intensa comprobación y verificación de los datos que incluía. Este es tan solo un ejemplo más de los privilegios que se pueden comprar con dinero, poder y fama. Hay que ser claros en el papel cómplice de Hachette en esta situación y deberían de responder por ello", ha afirmado en un comunicado público difundido en su cuenta de Twitter.

FUENTE: SHOWBIZ

En esta nota: