ESPAÑA Famosos -  21 de julio 2020 - 11:21hs

Dani Rovira pone fin a sus sesiones de quimioterapia

Fiel a su sentido del humor, el actor y cómico se ha mostrado pletórico en su perfil de Instagram -y sustituyendo su cabeza por la de un hipopótamo- para informar a sus fans sobre el final de su tratamiento

El actor Dani Rovira se ha presentado entusiasmado y optimista en las redes sociales para informar a sus seguidores sobre el final de su tedioso tratamiento de quimioterapia, el cual se ha prolongado durante cuatro meses y ahora dará paso a uno preventivo de radioterapia para garantizar su recuperación total. El intérprete dio a conocer el pasado marzo que padecía el llamado linfoma de Hodgkin y, con cierta frecuencia, ha venido actualizando a los internautas sobre su lucha contra la enfermedad.

El protagonista de 'Ocho apellidos vascos' ha publicado un largo escrito en su perfil de Instagram para celebrar abiertamente los progresos realizados hasta la fecha y, asimismo, para anunciar que este "mal sueño" que atraviesa concluirá definitivamente "a mediados" del próximo mes de agosto. Fiel a su sentido del humor, el malagueño ha sorprendido a sus fans con una imagen que le retrata pletórico y con unos llamativos 'cambios' en su fisionomía.

 Embed      

"¡Se acabó la quimio! Ocho sesiones y cuatro meses entre pecho y espalda. Secuelas: pérdida de pelo, las venas de los brazos duras como bridas y cabeza de hipopótamo (de esta última no me comentaron nada)", ha bromeado para explicar por qué su cabeza ha sido sustituida para la instantánea por una más propia de los simpáticos paquidermos del juego de mesa 'Tragabolas'.

El también novio de la actriz Clara Lago está deseando terminar ya la "última pantalla del videojuego" para poder regresar de una vez por todas a esa "normalidad" que, por desgracia, se ha visto igualmente alterada por la crisis sanitaria del coronavirus. En cualquier caso, y de cara a futuras publicaciones, el humorista espera poder sustituir su cabeza de hipopótamo por la de un koala, otro animal que es capaz de sacarle una sonrisa.

"Esta semana empiezo 18 sesiones de radioterapia, una cada día. Aunque los linfomas han desaparecido, los médicos lo han decidido así por precaución. A mediados de agosto, este mal sueño habrá acabado y podré retomar de nuevo 'la normalidad' si es que hay algo normal ya en este mundo. Me queda la última pantalla del videojuego... Ojalá cuando acabe se me ponga cabeza de koala. Me gustan mucho los koalas", ha señalado en la misma publicación.

En esta nota: