EFE

El Sambódromo de Río de Janeiro recuperó hoy su aspecto habitual, después de que las autoridades desalojaran a cientos de aficionados, en su gran mayoría argentinos, que estaban acampados allí, con permiso del Ayuntamiento, para disfrutar del Mundial de fútbol Brasil 2014 en esta ciudad.