Récord de técnicos argentinos en Rusia

AP

BUENOS AIRES (AP) — “Si quieres aprender de fútbol, entonces tienes que viajar a la Argentina”.

La afirmación corre por cuenta de Pep Guardiola, quien se nutrió de los consejos de César Luis Menotti y Marcelo Bielsa en un viaje al país sudamericano antes de revolucionar el fútbol mundial.

Publicidad

Sobrevalorados en el exterior, muchas veces subestimados en su propio país, por primera vez cinco entrenadores argentinos coincidirán en el Mundial de Rusia: Jorge Sampaoli (Argentina), José Pekerman (Colombia), Ricardo Gareca (Perú), Héctor Cúper (Egipto) y Juan Antonio Pizzi (Arabia Saudita).

Ningún otro país aportará tantos técnicos.

Publicidad

“Hoy por hoy, el técnico (argentino) está bien visto”, dijo a The Associated Press Mario Kempes, ex delantero campeón del mundo en 1978 y actual comentarista de ESPN. “Tienen el carácter, personalidad fuerte para un buen trabajo”.

Al margen de antecedentes y logros deportivos, hay otros rasgos de los argentinos que los vuelven muy apetecibles para cualquier selección del mundo.

“Los profesionales argentinos más allá de la formación tienen perfiles muy versátiles, lo cual les permite adaptarse a nuevos contextos, sobre todo de incertidumbre”, dijo Gustavo Aguilera, ejecutivo de la filial argentina de ManpowerGroup, compañía especializada en soluciones para el mercado laboral. “No solo pueden adaptarse sino generar soluciones de manera eficaz y rápido”.

Pizzi, de 49 años, dirigió la selección de Chile hasta octubre de 2017, cuando falló en clasificar al Mundial. Un mes después asumió al frente de Arabia Saudita en reemplazo de su compatriota Edgardo Bauza. Son el equipo con peor ranking FIFA (67) de los que jugarán en Rusia.

Todos sus jugadores militan en el fútbol saudí. Pizzi, quien fue compañero de Guardiola en el Barcelona y en el curso de entrenadores, planeó una pretemporada de siete semanas para llegar en la mejor forma posible al partido inaugural ante los anfitriones el 14 de junio en Moscú por el Grupo A.

“Estaremos en condiciones de competir”, avisó Pizzi, quien será el primer técnico argentino al frente de una selección de otro país que dirigirá un partido inaugural de Mundial después de Adolfo Pedernera con Colombia en 1962.

Según el experto Aguilera, esta versatilidad de los argentinos nace de “los vaivenes del país, las crisis económicas y movimientos sociales que han marcado a la Argentina en las últimas cuatro décadas. Están acostumbrados a trabajar en contextos muy cambiantes”. Y en el caso de los entrenadores, además, aprenden a manejarse en un ambiente de máxima presión y exitismo que caracteriza al fútbol argentino y que los vuelve “más fuertes”, respecto a colegas de otras naciones.

Cúper, de 62 años, se hizo cargo de Egipto en 2015 y los lideró a la final de la Copa de África 2017, en la que cayó ante Camerún. Las derrotas en partidos definitorios han sido una constante en su carrera como técnico de Huracán, Valencia y el Inter de Milán, entre otros. Pero los golpes fortalecen y clasificó a Egipto, con Mohamed Salah como figura, al Mundial después de 28 años.

Cuestionado por su estilo defensivo, Cúper dijo que su equipo “tal vez no sea un fútbol deslumbrante, pero somos un equipo humilde, trabajador y disciplinado que presta atención a los pequeños detalles que deciden los juegos”.

Como Egipto también comparte zona con Arabia Saudita, por primera vez en la historia se cruzarán dos entrenadores argentinos al frente de seleccionados de otro país. El otro integrante del grupo es Uruguay.

Como líderes de equipo, los técnicos argentinos también son hábiles para generar confianza y comprometer a sus dirigidos con su proyecto, según Aguilera.

Sin experiencia al frente de selecciones, Gareca clasificó a Perú al Mundial después de 36 años. El argentino saldó así una vieja deuda con su empleador: el gol agónico que le dio a Argentina el pase a México 1986.

En Perú se le reconoce a Gareca, de 60 años, el mérito de domar la indisciplina que ha perseguido al seleccionado y convencer a los futbolistas que la clasificación era posible.

“No sé si vamos a ganar el Mundial, pero le aseguro a la gente que vamos a estar preparados", señaló.

Perú integra el Grupo C, junto a Francia, Dinamarca y Australia.

Pekerman, de 68 años, es el técnico que más tiempo ha dirigido a Colombia __seis años__, incluso por encima del legendario Francisco Maturana.

En Brasil 2014 comandó la mejor actuación del equipo en toda la historia de los mundiales, al llegar a los cuartos de final. Hizo debutar a James Rodríguez, luego revelación del torneo.

Maestro de jugadores ante todo, Pekerman clasificó a Colombia a dos mundiales consecutivos por primera vez en este siglo y se convirtió en la figura más popular de esa nación, según una encuesta realizada en los últimos meses por la Gran Alianza Nacional de Medios.

Colombia comparte el Grupo H con Senegal, Polonia y Japón.

Sampaoli, de 58 años, hizo el camino inverso al resto de sus colegas. Todos ellos fueron campeones en el fútbol argentino, mientras que Pekerman lideró el ciclo más exitoso de la historia en las selecciones juveniles albicelestes.

El “Zurdo”, como se lo apoda, nunca jugó profesionalmente en su país. Tampoco dirigió a un equipo de primera división. Se fue por la puerta de atrás en busca de mejor suerte y volvió por la puerta grande tras el éxito con la selección de Chile, que bajo su mando ganó la Copa América 2015, el primer trofeo de su historia, y la buena campaña en el Sevilla de España.

Se le ofreció dirigir Argentina, campeón del mundo en 1978 y 1986, con apenas cuatro partidos por jugarse para clasificar a Rusia. No había mucho margen. El técnico entendió que lo prioritario era trabajar sobre el ánimo de jugadores castigados por la crítica después de las derrotas en las finales del Mundial 2014, la Copa América 2015 y la Copa Centenario 2016.

Obtuvo la clasificación gracias a la victoria 3-1 sobre Ecuador en el último partido de las eliminatorias con tres goles del astro Lionel Messi, que ese día entregó su mejor actuación con Argentina.

“Siempre está al máximo. Es de trabajar con intensidad y de hacer todo lo que se hace siempre al cien por cien", opinó el capitán del seleccionado albiceleste, que jugará en el Grupo D junto a Nigeria, Croacia e Islandia.

Publicidad

Publicidad