El hombre, un turco de 47 años, "quiso impresionar a una mujer", según una fuente cercana a la investigación

AFP

El gerente de un bar de Pierrefitte en los suburbios de París se mató la noche del miércoles de un balazo en la cabeza al jugar a la ruleta rusa con un revólver, informaron el jueves fuentes concordantes.

El hombre, un turco de 47 años, "quiso impresionar a una mujer", según una fuente cercana a la investigación, que confirma una información del semanario francés Le Point.

Publicidad

"Puso una bala en el revólver de calibre 357 Magnum e hizo girar el tambor. Se mató al primer disparo", agregó esta fuente.

La joven mujer a la que deseaba impresionar, quien estaba presente, indicó que el gerente del bar había consumido alcohol y cocaína.

Las autoridades iniciaron una investigación sobre el hecho.

Publicidad