La justicia ordenó al exsoldado entregar el animal al zoo, pero éste se negó y escapó.

AFP

Un exsoldado polaco, veterano de Afganistán, que había huido al bosque con un puma durante tres días porque no quería entregarlo a un parque zoológico se rindió, informó el domingo la policía.

"Kamil Stanek se presentó por su propia voluntad en la comisaría de Zawiercie", en el sur del país, y su puma fue entregado al zoo, anunció la policía en Facebook.

Publicidad

En Polonia está prohibido tener animales peligrosos. Por eso la justicia ordenó al exsoldado entregar el animal al zoo, pero éste se negó y escapó.

"No es un juguete. Es un animal considerado como uno de los más peligrosos del mundo, que puede representar una amenaza real para la salud y la vida de la gente", advirtió la directora del zoo de Poznan (oeste), Ewa Zgrabczynska.

El viernes, representantes del zoo lo localizaron, pero el exmilitar los amenazó con un cuchillo y huyó hacia un bosque con el animal atado a una correa, según medios locales.

De acuerdo al diario Gazeta Wyborcza, el veterano de Afganistán había comprado el animal hace seis años en la vecina República Checa y lo había criado en casa.

Kochani, dzięki naszej interwencji i pomocy Puma Nubia nigdy więcej nie wystąpi w takich sesjach. Będzie miała szansę...

Geplaatst door Zoo Poznań Official Site op Zondag 12 juli 2020

Publicidad