Cientos de personas se quitaron hoy la ropa de Adidas y Nike ante sus tiendas en una treintena de ciudades de diferentes países para denunciar "la contaminación tóxica" que generan sus productos, una acción organizada por Greenpeace con la que quiere batir, además, el récord del mayor striptease mundial.