Caracas Internacionales - 

CPJ denuncia amenazas contra la prensa venezolana

CARACAS ( AP ). El Comité para la Protección de los Periodistas dijo el miércoles en un informe que el presidente venezolano Hugo Chávez ha apelado a amenazas y medidas restrictivas para debilitar a la prensa privada.

El CPJ, por sus siglas en inglés y con sede en Nueva York, precisó que las restricciones han incluido el hostigamiento contra los periodistas críticos, así como multas y otras medidas para penalizar la cobertura periodística de temas delicados.

Joel Simon, director ejecutivo del CPJ, dijo que el clima restrictivo afectó la cobertura de la prensa venezolana sobre la mortífera explosión en una refinería el fin de semana pasado, que dejó decenas de muertos y ha desencadenado un debate sobre las medidas de seguridad en la industria petrolera.

" Ahora hay un gran desastre con claras implicaciones para la seguridad pública y el gobierno ya ha creado un ambiente en el que los periodistas están probablemente preocupados de que informar demasiado agresivamente puede conducir a represalias ", dijo Simon en una entrevista telefónica desde Nueva York.

" El clima legal que existe ahora es que los periodistas siempre se tienen que preocupar si reportean, aun reportajes básicos sobre cuestiones de gran impacto para el público, cosas como delito, seguridad pública, si puede haber acciones del gobierno y acciones legales como resultado de esos reportajes y eso es sencillamente inaceptable ", dijo Simon.

El informe del grupo, que fue preparado antes del desastre petrolero, citó una multa de 2,2 millones de dólares a Globovisión por su cobertura de una rebelión carcelaria el año pasado. También condenó una orden judicial que requiere que los periodistas fundamenten con datos sólidos los informes sobre contaminación del agua y requiere específicamente un informe técnico fidedigno avalado por una institución competente.

Esa medida tuvo lugar después de informes en los periódicos venezolanos sobre quejas de agua potable contaminada y sobre un derrame petrolero que afectó el río Guarapiche en el este de Venezuela.

"La medida cautelar vinculada al agua contaminada representa uno de los tantos episodios dentro de un campo minado de reformas legislativas y decretos presidenciales introducidos por el gobierno de Chávez desde que asumió el poder en 1999 para restringir a los medios independientes", dijo el CPJ en su informe.

" A través de su presencia masiva en los medios del estado y el uso de métodos de censura, acoso legal y sanciones administrativas, el gobierno de Chávez fija límites claros sobre el disenso publico ", agregó.

El CPJ dijo que dichas medidas han conducido a la censura y a la ausencia de análisis en profundidad sobre algunos temas antes de las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Agregó que se restringe cada vez más el acceso a la información que debería ser pública y que periodistas de organizaciones noticiosas críticas, como Globovisión, suelen ser excluidos de las conferencias de prensa.

No hubo reacción inmediata del gobierno venezolano al informe. Chávez ha insistido en que su gobierno respeta la libertad de prensa, a la vez que critica enérgicamente a los medios privados que, según dice, hacen campaña contra él.

El martes, Chávez acusó a sus oponentes de emplear los medios aprovechándose del desastre de la refinería con propósitos políticos. " Ellos tienen una estrategia bien pensada que no debemos subestimar... ellos tratan de apagar el fuego patrio ", afirmó.

En esta nota: