Al menos 73 personas murieron en el sismo de magnitud 7,1 que sacudió este martes por la mañana en tres turísticas islas del centro de Filipinas