EEUU Internacionales -  13 de diciembre 2013 - 16:28hs

EEUU mantendrá unificado comando de guerra cibernética y espionaje

El gobierno de Estados Unidos decidió mantener unificado bajo un mismo jefe militar el comando de la guerra cibernética y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), informó este viernes una portavoz oficial.

El anuncio tiene lugar en momentos en los que una comisión formada por orden del presidente Barack Obama finaliza una revisión de las actividades de la NSA en la interceptación de telecomunicaciones y captura de inteligencia en todo el mundo.

De acuerdo con Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), el gobierno "decidió que mantener las posiciones de director de la NSA y del comando de guerra cibernética en un solo puesto es la forma más efectiva de hacer que las dos agencias logren su misión".

En la práctica, la decisión significa que la NSA continuará siendo dirigida por un alto oficial militar, el general de cuatro estrellas Keith Alexander, quien ya anunció su retiro para la primera mitad del año próximo.

Obama determinó la creación de la comisión revisora de las actividades de la NSA a raíz del impacto global de las denuncias formuladas por el exanalista de inteligencia Edward Snowden, quien filtró miles de documentos reservados y se encuentra asilado temporalmente en Rusia.

En esta misma jornada, el diario New York Times sostuvo que la comisión revisora deberá recomendar a Obama que se haga público el nivel de protección de privacidad que los ciudadanos no estadounidenses podrán esperar cuando sus telecomunicaciones sean interceptadas por la NSA.

De acuerdo con el diario, el informe que prepara esa comisión recomendará que Obama y sus auxiliares revisen directamente la lista de líderes extranjeros cuyas telecomunicaciones son rutinariamente supervisadas por la NSA.

"Obama recientemente pidió disculpas a la canciller Angela Merkel por la vigilancia que la NSA hizo de sus llamadas telefónicas en la última década, y prometió que esas acciones han cesado y no serán retomadas. Pero se negó a hacer las mismas promesas a los líderes de México y Brasil", apuntó el diario.

Citando fuentes no identificadas, el NYT mencionó que oficiales de inteligencia argumentan que sus actividades no deberían sufrir restricciones "cuando intercepten comunicaciones de no estadounidenses en el exterior, ya que éstos no tienen protección constitucional" por parte de Estados Unidos.

Para el NYT, otro punto crítico en la revisión de las actividades de la NSA es el papel de la Corte de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera, un tribunal secreto que supuestamente fiscaliza la interceptación de telecomunicaciones.

Según el diario, Obama ya habría manifestado objeción al hecho de que no existe un procedimiento de respuesta o alegato a las decisiones de los jueces de esa corte.

Hayden rehusó hacer comentarios sobre el contenido del informe preparado por la comisión y que podría ser presentado a Obama el domingo.

El informe, dijo Hayden, se concentra "en examinar si tenemos una postura apropiada cuando se trata de jefes de Estado; como coordinamos con nuestros aliados próximos y asociados, y qué principios y limitaciones podrían ser apropiados para nuestros esfuerzos".

col/pst/ahg/ep