BOGOTÁ Internacionales -  18 de febrero 2014 - 15:51hs

Colombia: relevan comandante de Fuerzas Militares

El presidente Juan Manuel Santos relevó el martes de su cargo al comandante de las Fuerzas Militares, general Leonardo Barrero, en medio de un escándalo sobre que el oficial descalificaba investigaciones por casos de ejecuciones extrajudiciales de civiles.

"Advierto que el comandante general de las Fuerzas Militares no sale por ningún hecho de corrupción, sino por unas expresiones irrespetuosas y desobligantes que le restan majestad frente al poder judicial y frente al país", dijo Santos en una declaración ante reporteros en Sincelejo, capital del departamento de Sucre y a unos 535 kilómetros al noroeste de Bogotá.

"Hay que actuar, siempre lo he dicho, de manera clara y contundente contra los enemigos externos y los enemigos internos de nuestras instituciones; hay que actuar con contundencia y severidad", observó el mandatario, quien enfatizó en que "dentro de los enemigos internos de nuestras instituciones están quienes se lucran o permiten la corrupción".

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón informó que el saliente comandante de las fuerzas militares será reemplazado por el actual comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez.

Y la jefatura del Ejército, la asumirá el general Jaime Alfonso Lasprilla, de acuerdo con el ministro.

También fueron designados nuevos jefe del Estado Mayor Conjunto, que ahora ocupará el general Javier Florez, y un nuevo inspector general, vicealmirante Henry Blain. Los salientes oficiales pasan a retiro.

Los demás miembros de la cúpula, incluyendo el comandante de la aviación, la armada y la policía nacional, fueron ratificados.

El presidente, que fue ministro de Defensa de 2006 a 2009, enfrenta nuevas denuncias en las filas militares ante revelaciones hechas el sábado por la revista Semana, que publicó que por cientos de horas de grabaciones entre 2012 y 2013 obtenidas en una comisión legislativa, se evidenciaría que se hicieron asignaciones de millonarios contratos de diferentes unidades militares, en algunos casos con pagos de sobornos de hasta 50%.

El senador opositor Juan Lozano opinó sobre el remezón en la cúpula militar que "el presidente debe hacer claridad de todos estos hechos confusos, que en buena medida se han originado por las vacilaciones oficiales en las reacciones y el manejo de la información".

Para Lozano, "esta situación afecta a las Fuerzas Militares, al gobierno y al país" porque, en su concepto, "la información contradictoria del gobierno a veces sugiere que todo esto tiene impactos en La Habana y a veces no".

Desde hace más de un año el gobierno de Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en La Habana, Cuba, un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

En tanto, el general en retiro Héctor Fabio Velasco, ex comandante de la Fuerza Aérea, dijo que "este escándalo es producido con la autorización de la presidencia... no le quepa la menor duda".

Luego de conocerse la denuncia de la revista, el Ministerio de Defensa pasó a retiro al coronel Róbinson González del Río, detenido desde 2012 por dos ejecuciones extrajudiciales y quien sería una de las piezas en esa supuesta red de corrupción. El ministerio también transfirió al coronel de una prisión militar a una cárcel común en Bogotá.

En medio del escándalo, el general del ejército Javier Rey, quien era el subjefe del Estado Mayor Conjunto Operacional de las Fuerzas Militares, renunció la víspera a su cargo alegando que quería defender su honor y dejar en claro que no ha tenido que ver con ilegalidades en las contrataciones. El nombre del general Rey aparece mencionado en una de las conversaciones cuyos audios fueron divulgados por Semana.

Aunque en la publicación no se menciona una eventual ilegalidad por parte de Rey, el alto oficial dijo el martes en diálogo telefónico con The Associated Press que dimitió "por mi dignidad" y para poder defenderse y hablar públicamente del caso, lo cual no podía hacer estando en las filas por disciplina militar. "Esto (es) dañino para las Fuerzas Militares, dañino para el proceso de paz... y para todo el mundo. Han debido hacer una investigación".

FUENTE: AP