TOKIO Internacionales -  22 de abril 2014 - 13:29hs

Visita de Obama a Asia sería contrapeso a China

Los viajes que realizará en los próximos días el presidente Barack Obama por varias naciones de Asia buscan tranquilizar a sus gobiernos mediante un renovado compromiso de Estados Unidos con los socios de la región, en momentos en que China muestra una asertividad creciente y que los mercados de rápido crecimiento son el centro del crecimiento global.

Casi siete meses después de que Obama canceló una gira por Asia debido al cierre parcial del gobierno estadounidense a fines del año pasado, el fracaso de Estados Unidos para evitar que Rusia se anexara Crimea ha agudizado el temor en la región de que Washington no tiene la voluntad ni los medios para seguir adelante con su pregonado apoyo a la región Asia-Pacífico.

"Las palabras brotan con facilidad", dijo el analista político filipino Ramón Casiple. "Pero los aliados de Estados Unidos necesitan saber qué ayuda pueden recibir cuando las cosas llegan a un punto sin retorno".

Estados Unidos ha estado incrementando sus despliegues militares en la región, pero ha avanzado menos en el reequilibrio de fuerzas a través de iniciativas diplomáticas y económicas más amplias, como la Asociación Trans-Pacífico, un acuerdo de libre comercio en la Cuenca del Pacífico.

Obama llegará a Tokio el miércoles para la primera visita de Estado al aliado más cercano de Estados Unidos en Asia por parte de un presidente norteamericano desde que Bill Clinton lo hizo en 1996. Obama será el primer presidente estadounidense en visitar Malasia desde Lyndon B. Johnson en 1966.

Las otras dos escalas de su agenda, los aliados Corea del Sur y Filipinas, también están dispuestos a reforzar sus lazos de seguridad.

Los aliados de Estados Unidos se preguntan si Washington tiene la capacidad adecuada para respaldarlos en sus pleitos territoriales con China, dijo Casiple, debido a los problemas presupuestarios de Washington y la preocupación norteamericana por las crisis en otros lugares.

"El objetivo estadounidense es tranquilizar a los países diciéndoles que... Estados Unidos está aquí para quedarse y que va a mantener un fuerte interés en el trato con China junto con esos países", dijo Koichi Nakano, profesor de ciencias políticas en la Universidad Sophia de Tokio.

Un informe publicado la semana pasada por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense instó a que el país haga más esfuerzos y canalice más recursos a mejorar las alianzas en la región Asia-Pacífico.

"Un reequilibrio exitoso debe subrayar el mensaje estratégico de que la política representa un compromiso perdurable de Estados Unidos con la región, asegurando a nuestros socios que estamos con ellos para el largo plazo", agregó.

En esta nota: