TAILANDIA Internacionales -  9 de septiembre 2014 - 11:25hs

Militares golpistas blindan la Casa del Gobierno contra artes oscuras

Decenas de estatuas religiosas portadoras de buena suerte, agua bendita y un nuevo mobiliario dispuesto acorde a las artes del "feng shui" son algunas de las prácticas empleadas por los militares golpistas que controlan Tailandia para blindar la Casa del Gobierno contra las artes oscuras.

Este martes, el Gabinete encabezado por el primer ministro, Prayuth Chan-ocha, el general al frente del golpe de Estado ejecutado el pasado mayo, comenzó su trabajo en el remodelado edificio consistorial, cuyas obras han costado 252 millones de baht (cerca de 8 millones de dólares o 6 millones de euros).

El complejo permanecía clausurado desde principios de año, cuando los manifestantes contra el depuesto Gobierno de Yingluck Shinawatra cercaron las instalaciones.

El estreno se decidió, para obtener una mayor protección, con factores propicios y considerados de especial bonanza en la cultura tailandesa: el día nueve, del mes noveno, a las nueve de la mañana, señala el diario Bangkok Post.

Los días previos a la inauguración estuvieron precedidos por un trajín de trabajadores y políticos que llevaban relucientes esculturas de Buda y otras deidades religiosas que brinden buena suerte a las impolutas oficinas.

Todos los edificios de la instalación han sido revestidos por una capa de pintura amarilla y las flores que adornan el complejo reemplazadas por otras de este color que otorga fortuna a las personas nacidas en lunes, el día del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej.

Los muebles del despacho del primer ministro, quien preside la junta militar, han sido armonizados conforme a los principios del "feng shui", una técnica de geomancia desarrollada en China donde prima la importancia de la ubicación y forma de las cosas en consonancia con los cinco elementos (tierra, agua, fuego, madera y metal).

El propio Prayuth, de 60 años y fuertes creencias budistas, pasó un ritual de ablución integral con agua lustral, en una ceremonia diseñada para obtener la protección contra los maleficios.

"Alguien me dijo que hay algunas personas recitando maldiciones contra mí (...) Sí aún quieren luchar y pasar a la clandestinidad, adelante. Sí quieren recurrir a ejecutar rituales (de magia negra), adelante", retó el general el pasado jueves a la resistencia antigolpista.

En un gesto simbólico de renovación sobre el "viejo camino" del depuesto Gobierno de Yingluck, se ha aplicado un nuevo mano de asfalto a la carretera que da acceso al edificio principal.

El pasado mes de julio, las obras de remodelación en la Casa del Gobierno fueron suspendidas varios días mientras un grupo de monjes realizaba un ritual para apaciguar y ganarse el beneplácito de los espíritus que residen en el edificio, cuya construcción data de 1925.

"Se me erizó la piel porque sé que es un lugar embrujado", declaró al diario Khaosod uno de los tailandeses que ha trabajado en la remodelación, y afirmó que experimentó actividades paranormales durante uno de sus turnos.

El budismo en Tailandia, dominado por la corriente Theravada, se enriquece con todo tipo de creencias y supersticiones procedentes del animismo, el hinduismo o la cosmología china.

En detrimento del libre albedrío, muchos tailandeses creen que la mitad de su futuro está condicionado por su nombre y la otra mitad por la fecha de nacimiento.

Alrededor de 1.900 millones de baht (unos 60 millones de dólares o 46 millones de euros) es el dispendio que los tailandeses realizan todos los años en acudir a las consultas de adivinos, según un informe realizado por el Centro de Estudios Kasikorn en Bangkok.

FUENTE: EFE