La represión contra los partidarios de Mursi dejó más de 1.400 muertos, y más de 15.000 personas fueron encarceladas. Foto/AFP

AFP

Un tribunal de apelación egipcio absolvió este domingo a 112 manifestantes islamistas y laicos acusados de haber participado en enero en unas protestas no autorizadas en El Cairo, coincidiendo con el tercer aniversario de la revuelta que acabó con el régimen de Hosni Mubarak.

Desde que el ejército egipcio destituyó al presidente islamista Mohamed Mursi, en julio de 2013, las autoridades llevan a cabo una implacabable represión contra todo tipo de oposición en las calle, tanto islamista como laica.

Publicidad

La represión contra los partidarios de Mursi dejó más de 1.400 muertos, y más de 15.000 personas fueron encarceladas.

Los manifestantes absueltos este domingo, entre los que hay tanto partidarios de Mursi como jóvenes militantes laicos y de izquierda, habían sido condenados en primera instancia a un año de prisión por haber participado, el 25 de enero de 2014, en manifestaciones no autorizadas que degeneraron en enfrentamientos con la policía, según una fuente judicial.

Publicidad

Al menos 49 personas murieron ese día en todo el país en concentraciones similares que conmemoraban el tercer aniversario de la revuelta de 2011, y al menos 1.079 manifestantes fueron detenidos.

Cientos de partidarios de Mursi fueron condenados a muerte en juicios masivos y expeditivos por los actos de violencia registrados al margen de las manifestaciones, duramente reprimidas por la policía.

Decenas de jóvenes militantes laicos fueron encarcelados por haber participado en manifestaciones consideradas ilegales por las autoridades.

Publicidad

Publicidad