Presidente de El Salvador promete recursos para la policía

AP

El presidente Salvador Sánchez Cerén prometió el lunes que el gobierno dotará de mejor armamento a la policía de El Salvador y se tomarán medidas legislativas para garantizar un mayor combate a las pandillas, que en las últimas semanas han arreciado su violencia y ello ha dejado decenas de muertos, entre ellos policías.

"Vamos a solicitar la búsqueda de más recursos para tener la suficiente capacidad de armar a la policía, de darle mejor armamento, de darle mayor movilidad... mayor presencia en las comunidades", afirmó el mandatario en conferencia de prensa.

Publicidad

Indicó que, a su regreso de la reciente Cumbre de las Américas en Panamá, se reunió con los presidentes de la Asamblea Legislativa y de la Corte Suprema de Justicia, así como con el fiscal general de la República, "porque nos hemos comprometido a colaborar y actuar en coordinación para enfrentar los graves problemas que tiene el país".

En los próximos días anunciará una serie de medidas en el orden legislativo y ejecutivo, agregó, para garantizar un mayor esfuerzo en el combate a las pandillas.

Publicidad

Otra medida que se implementará, según dijo, es la readecuación en las estructuras policiales, a fin de concentrar los esfuerzos en los municipios en que se registran mayores índices de criminalidad.

El mandatario explicó que están analizando conformar una fuerza especial con mayor posibilidad de actuar para desarticular todas las redes de maras —pandillas— que existen en el país.

Sánchez Cerén confirmó que también están valorando el uso de más efectivos de la fuerza armada para que se integren a las tareas de seguridad pública. En la actualidad, más de 7.000 elementos de dicha fuerza colaboran en la seguridad de la población, con patrullas conjuntas en zonas asediadas por las pandillas, resguardando las fronteras y colaborando con la seguridad en los centros penitenciarios.

Las autoridades han denunciado que las pandillas, con presencia en casi todo el país, han arreciado sus ataques contra policías, militares, fiscales y custodios de las cárceles. En lo que va del año la violencia criminal ha cobrado la vida de 20 policías, dos soldados, seis custodios de centros penales y un fiscal.

Las maras están involucradas en la mayoría de los delitos que se cometen en El Salvador.

Publicidad

Publicidad