GUATEMALA Internacionales -  29 de julio 2015 - 19:58hs

Suspenden nuevamente internación de exdictador guatemalteco

Un tribunal de apelaciones de Guatemala suspendió este miércoles el internamiento en un hospital psiquiátrico del exdictador Efraín Ríos Montt, para que sea evaluado y se determine si tiene capacidad mental de afrontar un nuevo juicio por genocidio de indígenas, informaron fuentes del proceso.

"El traslado (al hospital mental) obviamente no puede ser hoy (miércoles), obviamente el Ministerio Público ya se ha retirado", acatando la orden de la Sala Cuarta de la Corte Apelaciones de suspender provisionalmente la medida, dijo a periodistas el abogado defensor, Jaime Hernández.

"El amparo lo pedimos bajo el argumento de que se respetara y garantizara la vida y salud de mi patrocinado", agregó, tras indicar que el ingreso de Ríos Montt podría ser el jueves y no al hospital público sino a uno privado.

La fiscal Hilda Pineda dijo a la AFP que ahora el Tribunal B de Mayor Riesgo, que lleva el caso contra el anciano exdictador, será el que definirá el hospital donde será internado, toda vez que la Sala de Apelaciones determinó que fuera uno privado.

El litigante comentó que la defensa propuso internarlo en el hospital militar o en el privado "Los Pinos", ubicado en la periferia sur de la capital.

Con la decisión, la defensa ganó una segunda batalla legal para impedir que el exgobernante de facto sea internado en un hospital público, pues ya el sábado había logrado detener el traslado al nosocomio del anciano militar, de 89 años.

Este miércoles, el tribunal ordenó de nuevo su ingreso al psiquiátrico, por lo que fiscales y policías se presentaron en la vivienda de Ríos Montt, ubicada en un sector exclusivo al este de la capital, donde guarda prisión domiciliaria desde principios de 2012, cuando le fue abierto el proceso por genocidio de indígenas.

El jueves pasado, el tribunal había aceptado una solicitud de la Fiscalía de internar por 10 días al exdictador en el Hospital "Federico Mora" (público), para que se determinara si padece demencia senil, como certificó recientemente el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

La parte acusadora tiene dudas del informe del Inacif, pues estima que el exdictador podría estar recibiendo fármacos para mantenerlo somnoliento, a fin de que se declare su incompetencia mental para afrontar un juicio.

El general, que gobernó con mano de hierro entre 1982 y 1983, enfrenta cargos por la matanza de 1.771 indígenas mayas ixiles del norte de Guatemala.

Ríos Montt volvió a comparecer ante la justicia luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia legal del país, anulara una sentencia a 80 años de prisión dictada el 10 de mayo de 2013 alegando errores procesales, por lo que ordenó repetir el juicio.

El pasado 5 de enero se intentó realizar la audiencia, pero la defensa del militar pidió separar del caso a la jueza Jeannette Valdez, integrante del tribunal, por haber opinado sobre el genocidio en una tesis académica en 2004.