EEUU Internacionales -  5 de agosto 2015 - 14:36hs

NY cambia normas seguridad tras muerte de obrero ecuatoriano

Llegó desde Cuenca, Ecuador, a Nueva York para forjarse un futuro y hasta pagó 500 dólares para tener un mejor conocimiento del mundo de la construcción.

Sin embargo, Carlos Moncayo no pudo evitar la muerte mientras trabajaba en condiciones denunciadas varias veces por inseguras y luego de que él y otros trabajadores hispanos no comprendieron la advertencia en inglés de que debían salir de una zanja peligrosa.

Tres meses después de la muerte del inmigrante de 22 años en una construcción en Manhattan, las autoridades neoyorquinas anunciaron cargos de homicidio involuntario contra dos contratistas que ignoraron repetidas advertencias sobre las malas condiciones de trabajo en el lugar. La fiscalía de Manhattan también anunció que a partir de ahora implementará normas para que el departamento de edificios reciba con más facilidad y rapidez las denuncias de este tipo.

"No importa que un trabajador tenga papeles o sea indocumentado. Merece tener seguridad", dijo el fiscal del distrito de Manhattan Cyrus Vance a periodistas el miércoles. "La muerte de Carlos fue algo trágico pero se podría haber prevenido", agregó.

Vance y el comisionado del Departamento de Investigaciones de la ciudad Mark Peters dijeron también que los trabajadores hispanos, entre los que se encontraba Moncayo, recibieron la orden en inglés de salir de la zanja donde se encontraban, en un solar de la novena avenida, el 6 de abril de 2015. Finalmente las instrucciones fueron dadas en español y poco después de que empezaran a salir la zanja no reforzada se derrumbó encima de Moncayo.

"Personalmente opino que deberíamos tener a alguien en los puestos de construcción que hable la lengua de los trabajadores. Eso es sentido común", dijo Vance.

FUENTE: AP