AFP

Las autoridades californianas confirmaron el segundo caso en lo que va de agosto de una persona contagiada con peste que visita Yosemite, uno de los parques nacionales más famosos de Estados Unidos.

El paciente, del que sólo se sabe que proviene del estado de Georgia (sureste), estuvo paseando por el Yosemite y la cordillera de la Sierra Nevada, entre otros puntos de California (oeste), antes de ponerse enfermo.

Publicidad

"Las advertencias hechas sobre la peste por las autoridades de California han sido muy útiles (porque) ayudaron al paciente a buscar atención médica para recuperarse de esta enfermedad", dijo el martes la doctora Karen Smith, responsable del departamento de salud pública de la región (CDPH, por su sigla en inglés).

El gobierno estatal informó el 6 de agosto del caso de un niño del condado de Los Ángeles que fue ingresado por presentar los síntomas de la peste tras visitar Yosemite.

Publicidad

El menor durmió a mediados de julio en el campamento Crane Flat, en el parque nacional, que posteriormente fue cerrado cuatro días para su fumigación al considerar que pudo ser contagiado.

Los responsables del parque reconocen que desde hace dos semanas han sido detectados roedores con peste en los campamentos de Crane Flat y Tuolumne Meadowns, aunque insisten en que el riesgo de contagio en humanos es bajo.

La forma más común de transmisión a humanos en estos casos es a través de las pulgas de los animales infectados que posteriormente mueren.

Publicidad

Publicidad