AFP

La demencia que padece el octogenario exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt lo libró de someterse a un juicio ordinario por genocidio de indígenas y en su lugar enfrentará, ausente y representado por sus abogados, un proceso especial que de encontrarlo culpable no conlleva prisión.

El general retirado, de 89 años, fue diagnosticado la semana pasada con demencia vascular mixta y el martes el tribunal encargado de iniciar un nuevo juicio decidió celebrarlo el 11 de enero de 2016 a puerta cerrada, sin prensa y solo con la presencia de familiares de víctimas.

Publicidad

"Aunque el acusado no puede ir a prisión, si se le declara culpable sería un triunfo más para las víctimas porque se prueba la responsabilidad del acusado y se prueba que sí hubo genocidio" en Guatemala, dijo a la AFP Héctor Reyes, abogado del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos, querellante en el caso.

Ríos Montt, de 89 años, enfrenta cargos por la matanza de 1.771 indígenas mayas ixiles del norte de Guatemala durante su régimen, entre 1982 y 1983, considerado el más sangriento de la guerra civil (1960-1996).

Publicidad

De ser condenado, el exdictador tendría que cumplir medidas de seguridad adecuadas a su deteriorada condición de salud, como reclusión en un hospital o en su residencia, apuntó Reyes, tras ser notificado del juicio especial durante una audiencia en el Tribunal B de Mayor Riesgo, a cargo del caso.

"Él se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales cuando estaba como presidente de la junta militar de gobierno, por lo cual no puede quedar impune su responsabilidad en esas graves violaciones a derechos humanos", agregó el jurista.

En el nuevo juicio, el exdictador será representado por sus abogados defensores Jaime Hernández y Luis Rosales, según la resolución del tribunal.

El exdictador debe comparecer ante la justicia luego de que la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia legal del país, anuló por errores procesales una sentencia a 80 años de prisión por genocidio emitida el 10 de mayo de 2013 y ordenó realizar nuevamente el juicio.

Publicidad

Publicidad