China Internacionales -  6 de septiembre 2015 - 09:43hs

Familias de bomberos fallecidos en Tianjin denuncian estar discriminados

Familiares de bomberos que fallecieron en las dos graves explosiones ocurridas en el puerto de Tianjin el pasado 12 de agosto denuncian estar discriminados por el Gobierno chino, publica este domingo el diario South China Morning Post (SCMP).

Un día después de que el Ejecutivo anunciara que levantará un parque ecológico y un monumento a los fallecidos en el lugar del suceso, allegados de bomberos contratados por el puerto de Tianjin critican que no están recibiendo el mismo trato que las familias de los bomberos empleados por el Ministerio de Seguridad Pública.

Según los últimos datos, 161 personas murieron en las dos explosiones ocurridas en un almacén con 3.000 toneladas de productores peligrosos, incluidas 700 de cianuro de sodio, especialmente nocivo, mientras que 12 ciudadanos todavía siguen desaparecidos.

De los fallecidos, 96 eran bomberos y 73 de ellos trabajaban para el Grupo del Puerto de Tianjin, una empresa estatal encargada del puerto, mientras que otros 23 eran parte del departamento de bomberos de la ciudad, que pertenece al Ministerio de Seguridad Pública.

Según el diario, los empleados del Ministerio disfrutan de un mejor estatus en China, con condiciones muy superiores al resto de bomberos.

En una visita al lugar de las deflagraciones, el primer ministro chino, Li Keqiang, aseguró que los fallecidos "serían tratados de forma igualitaria" sin tener en cuenta para quién trabajaran, en referencia a los bomberos.

Sin embargo, las familias de los fallecidos empleados de la firma encargada del puerto denuncian que el Gobierno "ha roto la promesa de Li", ya que aún hoy, tres semanas después de la tragedia, "tienen que ser compensados y tienen que rendirles homenaje" como ya se ha hecho con los bomberos del Ministerio.

"No estoy satisfecho con las gestiones del Gobierno... Nuestros hijos no han recibido honores, y estamos tratando de que reciban los que se merecen, pero aún estamos esperando la respuesta del Ejecutivo", manifestó Zheng Guangliang, padre de un bombero que pereció en el accidente.

Además, algunos familiares ni siquiera han podido enterrar aún a sus seres queridos. "Los bomberos del Gobierno han sido enterrados, pero no los nuestros. Lo único que pedimos es un trato igualitario", urgió Jia Nailiang, hermana de otro bombero fallecido, cuyo cuerpo aún sigue en el tanatorio.