COLOMBIA Internacionales - 

Hermano de Santos dice que FARC quieren concentrarse en 50 zonas de Colombia

Enrique Santos, hermano del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reveló hoy que las FARC quieren concentrarse en 50 zonas del país para realizar su desarme, en tanto que el Gobierno le ofrece un máximo de seis áreas.

"Tengo entendido que ellos (las FARC) quieren unas zonas de concentración que se correspondan al número de sus frentes. Eso sería como unas 50 zonas. El Gobierno no está dispuesto a ofrecer mas de cinco o seis zonas de concentración", dijo Santos a la emisora Blu Radio.

El hermano del presidente, que integró el grupo que participó en la parte secreta de las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para abrir los diálogos de paz que se iniciaron en noviembre de 2012, subrayó que delimitar esas zonas de concentración "es delicado" porque la guerrilla quiere seguridad para desarmarse.

"Están deseosos de dar el paso a la política legal sin armas. Comprometidos sinceramente pero llenos de dudas, de temores de inseguridades. De dudas sobre la forma concreta de abordar esa transformación, muchos temores sobre su propia seguridad física e inseguros sobre cómo comunicar a la base guerrillera ese paso a la legalidad", comentó.

Santos indicó que las zonas preferidas de las FARC para concentrarse son territorios "donde han tenido presencia histórica", como los departamentos de Guaviare, Caquetá, Putumayo y el noroeste de Antioquia.

Allí, la guerrilla está dispuesta a dejar las armas, algo que, recordó el hermano del presidente y reconocido periodista, no implica que "necesariamente se vayan a entregar a la fuerza pública".

"Hay muchas formas de dejación, se pueden dejar en manos de terceros internacionales, se pueden dejar en grandes galpones, en fin...", apuntó.

Mientras, el Gobierno ofrece un máximo de seis zonas que aún están por delimitar, y estudia que estos territorios no estén "en zonas de frontera, productivas o donde haya cerca población civil", aspectos ya sugeridos por el expresidente Álvaro Uribe.

Santos destacó que "hay que tener en cuenta" lo que diga Uribe porque el proceso de paz "se construye en todos", y dijo que el exmandatario, férreo crítico de las negociaciones, es ahora "mucho más realista" y ya "no está dispuesto a atravesarse a cualquier costo" porque sabe que esa postura "lo estaba aislando".