AFP

La destituida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff dejó la que fue su residencia por cinco años en el Palacio de la Alvorada de la capital para trasladarse a Porto Alegre, desde donde se espera haga una fuerte oposición a Michel Temer.