EEUU Internacionales -  8 de septiembre 2016 - 20:08hs

Biden pide a republicanos del Congreso que atiendan ya las urgencias del país

El vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, se unió hoy a los demócratas del Congreso para pedir a los legisladores republicanos, quienes tienen la mayoría, que pongan fin "ya" a la disfunción del Capitolio y atiendan con inmediatez las "urgencias" que enfrenta el país.

El vicepresidente se sumó a los líderes demócratas de ambas cámaras, Nancy Pelosi y Harry Reid, para insistir en la necesidad de que el Congreso, controlado por los conservadores, deje de utilizar "las emergencias nacionales" para intereses políticos y actúe lo antes posible en temas apremiantes.

"Hay un interés nacional urgente en actuar en varias cosas. (...) No estamos abordando las cosas más urgentes, en particular tres de ellas", argumentó Biden desde las escalinatas del Legislativo.

El vicepresidente subrayó con vehemencia tres asuntos en concreto de sanidad, justicia y seguridad que se han quedado pendientes en el tintero de los congresistas antes del receso estival que finalizó esta semana, uno de los más largos de las últimas décadas.

Biden insistió en que el Congreso debe aprobar lo antes posible los fondos para atender la crisis del virus del Zika, "una amenaza genuina para la salud" que, según dijo, "está aquí y tiene consecuencias".

"Si se preocupan por los niños, y es lo que dicen cuando hablan de Planned Parenthood -organización de planificación familiar a la que los conservadores quieren retirar su financiación-, entonces actúen", aseveró Biden en referencia al incremento de los casos registrados en el país desde la llegada del verano.

La Casa Blanca solicitó 1.900 millones de dólares para atajar la amenaza del virus, que se transmite a través de la picadura de un mosquito y también por contacto sexual, sin embargo los republicanos del Congreso se negaron a dotar al Gobierno Federal de esa cantidad e introdujeron otras disposiciones en el texto presupuestario a las que los demócratas se niegan.

Asimismo, Biden recordó que todavía el Senado se ha negado a celebrar siquiera una audiencia para considerar al nominado para ocupar la vacante del Tribunal Supremo, Marrick Garland, una situación sin precedentes por el récord de demora que los senadores han bloqueado el nombramiento del juez.

El juez fue designado por el presidente de EE.UU., Barack Obama, para ocupar la vacante que dejó el fallecido Antonin Scalia en la Corte Suprema el pasado febrero.

Sin embargo, los republicanos han insistido en que deberá ser el próximo presidente, que ocupará el cargo el año próximo, quien escoja al candidato a formar parte del Supremo, con lo que desoye la designación hecha por el mandatario.

"No tienen por qué apoyar a Marrick Garland, voten en su contra. Pero voten. (El bloqueo) es un precedente peligroso (...) y es responsabilidad de los senadores respaldar o tumbar a cualquier nominado (a la Corte Suprema) aunque sea año electoral", insistió el vicepresidente.

"No extiendan la disfunción del Congreso a la del Tribunal", reiteró Biden.

Entre otros asuntos que el Legislativo tiene pendiente, el vicepresidente destacó la legislación relativa a la tenencia de armas que los demócratas están tratando de impulsar pero a la que los republicanos también se niegan.

Se trata del proyecto "No vuelas, no compras" (No fly, no buy"), por el cual aquellos sospechosos de terrorismo o personas investigadas por las agencias de inteligencia y seguridad federales y que no pueden volar, tampoco podrían adquirir un arma de fuego.

"Hay un consenso abrumador sobre esto. Si no puedes volar porque estás en la lista de sospechosos, no puedes ser capaz de comprar un arma", dijo Biden.

"Los lobos solitarios, inspirados por el Estado Islámico (EI) o por otra organización radical, son las personas que más probablemente hagan esto (tiroteos masivos)", agregó.