LONDRES Internacionales -  11 de abril 2018 - 16:49hs

Reporteros rusos se infiltran en hospital donde está espía

El hospital británico donde se encuentra convaleciendo el espía envenenado Sergei Skripal acusó el miércoles a un equipo televisivo ruso de “conducta asombrosamente inapropiada” por infiltrarse en la instalación en medio de la noche.

Videos colocados en internet por diarios británicos muestran a un reportero de la televisora rusa REN caminando por los pasillos del hospital en Salisbury, haciendo comentarios sobre la aparente falta de medidas de seguridad.

En un comunicado, el hospital dijo que “tales imágenes muestran una conducta asombrosamente inapropiada por parte de estos periodistas rusos, quienes se entrometieron en las labores del personal del hospital sin advertencia alguna y sin pedir permiso”.

Añade: “Todo intento de molestar, intimidar o causar irritación a cualquier miembro del personal o nuestros pacientes es totalmente inaceptable y no será tolerada”.

La Policía de Wiltshire dijo que sus agentes “atendieron y hablaron con dos hombres en la recepción del hospital que parecían ser reporteros. Se les pidió abandonar las instalaciones y así lo hicieron. No hubo arrestos”.

El Sindicato de Periodistas de Gran Bretaña declaró que los reporteros “deben comportarse responsablemente cuando cubren noticias en hospitales”, y avisó que alertará al Sindicato de Periodistas Rusos sobre el incidente.

El ex espía ruso está confinado en ese hospital en Salisbury desde que él y su hija fueron hallados inconscientes en esa ciudad el 4 de marzo.

Gran Bretaña acusa a Rusia del atentado. Moscú rechaza las acusaciones, que han desatado una crisis diplomática entre los dos países.

El martes, el hospital anunció que la hija del ex espía, Yulia Skripal, de 33 años, fue dada de alta. La mujer fue trasladada a un lugar no revelado.

Rusia ha acusado a Gran Bretaña de negarse a compartir información sobre el caso y ha exigido que el personal de su consulado pueda tener acceso a Yulia Skripal, quien tiene ciudadanía rusa. El padre recibió ciudadanía británica en el 2010 cuando llegó al país como parte de un intercambio de espías detenidos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores británico declaró el miércoles que Yulia Skripal se niega a hablar con funcionarios rusos.

La embajada rusa en Londres anunció que “exigirá reunirse con Yulia y Sergei Skripal, cuya situación parece ser una de cautiverio y privación de libertad”.