Managua Internacionales -  25 de julio 2018 - 15:10hs

Denuncian torturas contra líder campesino capturado por Policía de Nicaragua

La no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció hoy que el líder campesino Medardo Mairena sufre torturas en la cárcel de máxima seguridad de Nicaragua donde está detenido acusado por el Ministerio Público de terrorismo y de asesinato.

Mairena, junto con otro líder campesino, Pedro Mena, sufren torturas de parte de un especialista conocido como "El Chacal", quien utiliza técnicas que no dejan huellas físicas, denunció la CPDH.

"Está confirmado que está en La Modelo (prisión de máxima seguridad), Carlos 'El Chacal' es un funcionario del Sistema Penitenciario, es el que está torturando y golpeando al líder campesino", dijo el asesor legal de la CPDH, Julio Montenegro, en una conferencia de prensa.

Montenegro sostuvo que cuentan con fotografías, vídeos y testimonios que confirman la violación a los derechos humanos de Mairena y Mena.

Mairena es uno de los representantes de una gran alianza civil en la mesa de diálogo con el Gobierno, instalada a mediados de mayo pasado para buscar una salida a la crisis que ha dejado centenares de muertos desde abril pasado, pero cuyas sesiones están suspendidas

La CPDH insistió en que los líderes campesinos no se encuentran arrestados, sino que fueron víctimas de "desaparición forzosa" desde el viernes 13 de julio.

Argumentan que ese día no fueron detenidos por la Policía sino por encapuchados armados, no habían cometido ningún delito, no se les ha permitido la defensa legal y solamente han sido vistos en fotografías divulgadas por el Gobierno de Nicaragua.

El Ministerio Público de Nicaragua acusó el pasado 17 de julio a Mairena y Mena de asesinato, terrorismo, crimen organizado, secuestro simple, robo agravado, daños a la propiedad privada, entorpecimiento de servicios públicos y lesiones.

El Ministerio Publico, con base en una investigación de la Policía Nacional, también señaló a Mairena y Mena como responsables del asesinato de cuatro oficiales de esa institución ocurrido en el departamento de Río San Juan.

Montenegro insistió en que Mairena y Mena son "presos políticos" del Gobierno, ya que participaban en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

"Estos jueces, fiscales y policías, son cómplices de violaciones a los derechos humanos", resaltó Montenegro.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado entre 277 y 351 muertos en 3 meses y que es la más sangrienta desde la década de los años de 1980, también con Ortega siendo presidente.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país", con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.