Santo Domingo Internacionales -  10 de agosto 2018 - 16:34hs

Expresidente dominicano dice no temer a primarias abiertas de cara a comicios

El exmandatario dominicano Leonel Fernández, quien aspira nuevamente a la candidatura presidencial, dijo hoy no temer a las primarias abiertas, un día después de que el Senado aprobara una debatida ley que deja en manos de las cúpulas de los partidos la modalidad de selección de los candidatos.

El Senado aprobó ayer, tras años de discusiones en el Congreso Nacional (bicameral), la primera ley de partidos y agrupaciones políticas, tras acoger las modificaciones que introdujo al proyecto la Cámara de Diputados donde su sanción fue rechazada por el sector que encabeza Fernández dentro del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que el preside, y que ve la iniciativa contraria a la Constitución.

Los senadores sancionaron el proyecto tal como fue aprobado el martes pasado por los diputados, quienes aprobaron por amplia mayoría la posición de los seguidores del presidente del país, Danilo Medina, de que los máximos organismos de dirección de los partidos políticos sean quienes decidan la modalidad de elección de los candidatos y el padrón a utilizar.

Entre las modalidades de elección de los candidatos están las elecciones abiertas, es decir, con el padrón de la Junta Central Electoral (JCE), las cuales, según ha expresado Fernández en reiteradas ocasiones, son inconstitucionales y su "imposición" sería "un atropello institucional".

En sus primeras declaraciones tras la aprobación de la Ley, pendiente de la promulgación por parte de Medina, Fernández dijo que para él "puede ser mejor que (las primarias) sean abiertas a que sean cerradas, que sea todo el pueblo que decida" respecto a su candidatura de cara a las elecciones de 2020.

Asimismo, dijo no temer a someterse nuevamente al escrutinio porque, subrayó, el electorado le ha elegido presidente de la República en tres ocasiones.

El proyecto de ley de partidos políticos aprobado ayer también aumenta de 33 por ciento a 40 por ciento la cuota destinada a la mujer en los cargos de elección popular, y reserva un 10 % para las candidaturas a cargos electivos para jóvenes hasta los 35 años.