Santiago de Chile Internacionales -  27 de septiembre 2018 - 15:33hs

Hospital de zona costera chilena contaminada colapsa con casi 30 intoxicados

El hospital de la ciudad costera chilena de Quintero colapsó hoy jueves cuando al menos 30 personas llegaron al centro médico acusando nuevamente síntomas de intoxicación en una zona que ha sido declarada como área saturada de anhídrido sulfuroso y material particulado.

Tal como en ocasiones anteriores, los pacientes llegaron al servicio de urgencia del nosocomio con náuseas, vómitos, mareos y dolores síntomas que afectaron tanto a estudiantes como a personas adultas.

"Sinceramente no sabemos qué hacer, necesitamos que nos ayuden", suplicó una de las vecinas que concurrió al recinto en declaraciones a radio Biobío.

El episodio más crítico durante esta semana se produjo el martes, cuando 176 habitantes de la zona -Quintero y Puchuncaví- llegaron hasta el hospital de la primera localidad con los mencionados síntomas.

Este miércoles, el Gobierno de Chile exigió a las empresas instaladas en las zonas de la costa central del país a paralizar sus faenas con el fin de detener las intoxicaciones que esta sufriendo la población en esas localidades.

Las ministra de Salud en funciones, Paula Daza, dijo a los periodistas que el plan está enfocado en paralizar las principales fuentes emisoras de dióxido de azufre, que involucran a Codelco Ventanas, AES Gener.

También en detener las operaciones de las generadoras de compuestos orgánicos volátiles en las empresas del sector de hidrocarburos, lo que implica Copec, Oxiquim, GNL Quintero, Enap, Enex y Gasmar.

Daza enfatizó que deberán paralizar las emisiones fugitivas por almacenamiento y movimiento de productos volátiles en estanques de techo fijo; la carga de camiones en islas que no estén dotadas de sistemas de control de emisiones evaporativas y ejecución de manutención de estanques y sistemas de tratamiento, entre otros.

Sobre las generadoras de compuestos orgánicos volátiles, no podrán realizarse tratamientos de residuos líquidos industriales con hidrocarburos que no cuenten con sistemas de cubrimiento.

En la noche del martes, las autoridades decretaron la alerta amarilla, que había sido levantada días antes, y que ahora volvió a limitar las actividades industriales que provocan los episodios médicos de intoxicación que padecen los ciudadanos de Quinteros y también de la ciudad vecina Puchuncaví.

Desde hace cinco décadas, las localidades costera chilenas de Quintero y Puchuncaví han sido escenario de intoxicaciones masivas tras la instalación de plantas industriales en la zona, varias de ellas con uso o producción de químicos.

El área acoge un gran parque industrial, con 17 plantas que son señaladas por los habitantes como responsables de estos episodios, que en las últimas semanas han dejado mas de 700 personas contaminadas.

En esta nota: