AFP

El papa Francisco celebró el lunes una misa en la basílica de San Pedro dedicada a los "últimos", los migrantes, que calificó de "excluidos de la sociedad globalizada".