AFP

La tormenta tropical Barry siguió azotando el domingo el estado de Luisiana, en Estados Unidos, y a pesar de estar debilitándose no cesan las alertas por fuertes lluvias y la posibilidad de tornados.