ARGELIA Internacionales -  6 de agosto 2019 - 15:05hs

Orden de captura internacional contra el ex ministro argelino de Defensa

La Justicia militar argelina dictó este martes una orden de captura internacional contra el exministro de Defensa Khalid Nezzar y su hijo Lotfi, acusados de "conspiración" y "alteración del orden público", cargos por los que podrían ser condenados a cadena perpetua, anunció hoy la televisión nacional.

El antiguo general, de 81 años y que se encuentra actualmente en España por motivos médicos según su entorno, fue llamado a declarar el pasado mayo como testigo por un caso de corrupción que implica a Said Bouteflika, hermano del dimitido presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, y los poderosos generales próximos a su clan Mohamad Mediane "Tawfik" y Athmane Tartag.

Dos semanas antes, el antiguo responsable acusó al Ejército a través de las redes sociales de arrebatar el poder al pueblo y criticó con dureza al jefe de esta institución, Ahmed Gaïd Salah, el nuevo hombre fuerte del país.

Nezzar fue una figura clave en el estallido de la guerra civil argelina (1992-2002) al forzar la dimisión del presidente Chadli Bendjedid y la anulación de los comicios ganados por los islamistas, lo que precipitó al país en la contienda conocida como "década negra" y que costó la vida a más de 300.000 personas.

En 2012 el Tribunal Penal Federal de Suiza abrió una investigación penal contra él por crímenes de guerra y contra la humanidad, acusado de haber ordenado, participado e instigado la práctica generalizada de la tortura contra detenidos, las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.

El pasado mes de junio, la justicia suiza anunció la reactivación del procedimiento después de haberlo archivado en enero de 2017.

Tras la dimisión de Abdelaziz Buteflika el pasado 2 de abril, cerca de sesenta importantes hombres de negocios y responsables políticos han sido citados por la Justicia como sospechosos de haber aprovechado sus vínculos con el antiguo régimen para obtener beneficios o contratos públicos.

En los últimos meses el Tribunal Supremo dictó prisión preventiva contra los ex primeros ministros Ahmed Ouyahia y Abdelmalek Sellal, el antiguo titular de Transportes y Obras Públicas Abdelghani Zaalan, el exresponsable de Comercio Amara Benyounes y el que fuera ministro de Trabajo Mohamed al Ghazi.

Además, puso en libertad bajo control judicial al exministro de Finanzas Karim Yudi y al antiguo responsable de Transportes Amar Tu.

Algunas voces críticas ponen en entredicho que se trate de una campaña de limpieza y apuntan más a un ajuste de cuentas por parte del actual círculo de poder.