AFP

El Papa Francisco explicó que llegó tarde a la tradicional oración dominical del Ángelus porque se quedó bloqueado en un ascensor del Vaticano y tuvo que ser rescatado por los bomberos.